| 7/6/2011 11:00:00 AM

Somos Más, generando valor social y económico

Nació en 2001, a partir de grupos de voluntariado de estudiantes de Ingeniería de Sistemas de la universidad de los Andes, quienes se dedicaron a aprovechar estratégicamente las tecnologías de la información en organizaciones sociales.

Sus fundadores, Jefferson Ramírez, presidente, y Nicolás Martín, director ejecutivo, son dos jóvenes emprendedores que juntaron la pasión por los temas sociales con su pasión por su profesión. Actualmente, Somos Más trabaja en proyectos orientados a crear y fortalecer redes de organizaciones de la sociedad civil, su relación con ciudadanos y voluntarios, y su relación con el sector público. Esta labor se hace en conjunto con redes de organizaciones sociales existentes, organizaciones nacionales e internacionales dedicadas al fortalecimiento de organizaciones sociales, y entidades públicas.

Dinero.com habló con Nicolás Martín sobre esta idea de emprendimiento que nació hace 10 años en la universidad de los Andes.

¿Cómo nace la idea de somos más?
De cómo lograr articular los esfuerzos de distintas iniciativas sociales que hay en el país, sean de organizaciones sociales, de voluntarios o de personas que están comprometidas con el desarrollo social. Nosotros buscamos es ver cómo podemos hacer que estas iniciativas puedan compartir entre ellas costos, prestarse servicios; en cierto sentido, unirse o agremiarse para tener mayor impacto en política pública y poder tener un impacto colectivo mucho más grande.

¿De quién fue la idea de esta iniciativa?
Somos Más la arrancamos Jefferson Ramírez y yo, los dos estábamos estudiando ingeniería de sistemas, yo ya había creado tres grupos de voluntariado anteriormente, sobre todo en el tema educativo, Jefferson ya había trabajado en Italia en agencias de cooperación, entre ellas Unicef. Nos conocemos en la universidad y decidimos empezar a trabajar juntos en un grupo de voluntariado que es donde se consolidó Somos Más.

¿Cuántos voluntarios hacían parte de la etapa en la universidad?
100 voluntarios, no solo de sistemas, sino que al cabo de un par de semestres se empezaron a unir personas de otras carreras. Entonces ya había gente de varias disciplinas, lo que ayudaba a que lo que trabajábamos con las organizaciones fuera más integral, no solo temas de servicio técnico específico, sino que se ayudara, por ejemplo, en términos de comunicaciones en una forma más amplia y dar apoyo técnico un poco más profundo que solo la parte tecnológica.

¿Qué proyectos trabajaron en ese voluntariado?
Lo que hacíamos era trabajar con ONGs en varios temas como infancia, hogares de protección, escuelas del Distrito estratos 1 y 2, reciclaje. Estuvimos apoyando a otros grupos de voluntariado en la universidad y grupos de voluntariado en general. Era un grupo bastante diverso, apoyamos a cerca de 50 organizaciones en esa etapa.

¿Cuántas personas hacen parte de Somos Más?
Trabajando tiempo completo tenemos 18 personas. Ahora buena parte de la operación la tercerizamos vía organizaciones aliadas.

¿Cuáles han sido los proyectos más destacados en los que han trabajado?
Hemos trabajado en proyectos importantes como la creación de la Red Distrital de Cooperación al Desarrollo, también trabajamos en un proyecto con Saldarriaga y Concha, allí hemos trabajado con varias redes que manejan el tema de discapacidad y adulto mayor.

Trabajamos en el Convenio por la primera infancia y la inclusión social, hicimos parte también de la creación de la Red de Emprendedores de Bavaria, también participamos en el Impulso a la política de infancia. Trabajamos con Acción Social dos proyectos importantes y también hicimos parte de Gobierno escolar.

¿En cuáles proyectos internacionales han hecho parte?
Con la OEA, por ejemplo, Somos Más coordina una operación de unos centros Poeta, que significan programas de oportunidades para el empleo a través de las tecnologías. También hemos hecho un par de proyectos más de redes de agencias de cooperación.

Con Brasil y España hemos trabajado el tema de voluntariado, el proyecto voluntarios.somosmas.org se creó en conjunto con una organización de Brasil, Comunitas, y una organización española. En Italia se ha trabajado con una de las agencias de cooperación más grande que tiene ese país. Ahora hay acercamientos con movimientos ciudadanos que están metidos en temas de cómo generar acciones concretas que generen desarrollo social al margen de los partidos políticos.

También dictamos conferencias a organizaciones como Médicos del mundo y hacemos consultorías puntuales.

¿Por qué el nombre?
Lo que veíamos cuando estábamos en la universidad es que el tema de las personas que trabajan en iniciativas sociales y que tienen inquietudes en poder aportar a lo público, es mucha gente, es más de lo que las personas creen. Lo que queremos hacer nosotros es llamar la atención sobre estas iniciativas y sobre el tema de que todo el mundo puede aportar y que las organizaciones pueden articular sus trabajos, podemos ser muchos más y puede ser una fuerza más poderosa de los que es actualmente.

¿Cuáles son las ventas de Somos Más?
Anualmente facturamos $1.000 millones.

¿Cuando una empresa se acerca, cómo es el proceso de trabajo?
La primera parte de las consultorías, dependiendo de las organizaciones, las hacemos voluntariamente. Si entramos a hacer consultorías más detalladas, como diseños de proyectos, ahí entramos en un esquema de consultoría y tenemos unas tarifas establecidas.

¿Trabajan exclusivamente proyectos netamente sociales?
Las empresas cuando se han acercado tienen una disponibilidad presupuestal mucho más grande a la existente en el sector social, pero hemos decidido mantenernos en el tema netamente social, no abrir una empresa alterna, sino mantenernos en este tema y seguir enfocando toda nuestra energía en esto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?