| 2/21/2011 11:20:00 AM

Sofasa venderá carros por primera vez a México

Colombia ganó una licitación internacional para venderle por primera vez vehículos a México, adonde llegarán este año unos 10.000 vehículos de la ensambladora Renault.

Desde su planta de ensamblaje en Envigado, Sofasa, que monta vehículos Renault, enviará al mercado mexicano 10.000 vehículos tipo campero, dijo el director de la Asociación del Sector Automotor y sus Partes, Tulio Zuloaga.

La planta, que se está adecuando para esta venta, estará lista "a más tardar" en dos meses, detalló Zuloaga, al destacar la importancia de que se abra para Colombia un mercado tan grande como el mexicano.

Las 10.000 unidades que se exportarán a México son una cifra muy significativa si se tiene en cuenta que las tres principales ensambladoras colombianas, Sofasa, la Compañía Colombiana Automotriz (CCA) y la Fábrica Colombiana de Automotores (Colmotores), vendieron al exterior en 2010 un total de 12.000.

Colmotores es la filial colombiana de la estadounidense General Motors (GM) y ensambla la marca Chevrolet, mientras que Sofasa monta modelos de Renault y de la japonesa Toyota.

Por su lado, CCA ensambla vehículos de la estadounidense Ford y de las japonesas Mazda y Mitsubishi.

Zuloaga pronosticó que, con esos 10.000 vehículos comprometidos con México y los envíos a Centroamérica, países del Caribe, Perú, Chile y Argentina, las exportaciones globales en este año pueden llegar a 30.000 unidades.

Colombia, México y Venezuela firmaron un acuerdo comercial conocido como G3 en 1989, del que ese último país se apartó en noviembre de 2006.

Ese acuerdo ha permitido a Colombia importar vehículos mexicanos, que a partir de este 2011 entran al país con arancel cero, lo que va a suponer, según Zuloaga, pasar de una cifra de 8.000 autos anuales a unos 16.000.


EFE/Dinero.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?