| 2/13/2012 5:20:00 PM

Semana de la Moda de Bogotá arranca mañana con el cuero como protagonista

La IV edición de la Semana de la Moda de Bogotá (SMB) arranca este martes con el cuero, el calzado y las pieles como protagonistas y con el objetivo de consolidarse como una de las principales ferias del país.

Como ya es habitual, la SMB será la gran plataforma del gremio de las pieles y acogerá más de 550 expositores colombianos y extranjeros del sector, principalmente de Brasil, Argentina, México y Ecuador. En esta edición han unido fuerzas en el mismo espacio la International Footwear and Leather Show y la Exhibición Internacional de Cueros e Insumos, lo que según los organizadores, convierte a la SMB en la más atractiva vitrina de negocios y tendencias para los compradores y profesionales del cuero.

Cerca de 20 desfiles dedicados en exclusiva a esta industria componen el programa de pasarelas, que tendrán como figuras destacadas a las diseñadoras colombianas Gabi Arenas, Nora Lozza y Julieth Estrada.

La Semana de la Moda de Bogotá acogerá además, a lo largo de sus cuatro días de recorrido, el trabajo de 17 diseñadores colombianos de primer nivel, con el objetivo de situar el evento como el más importante de la moda colombiana en el periodo de otoño-invierno. La Semana de la Moda de Bogotá también contará con el Salón Futuro, en el que participarán 88 jóvenes empresarios, una plataforma para que los nuevos talentos de la moda colombiana puedan exponer sus trabajos con los que abrirán la agenda diaria de desfiles.

Se espera que a lo largo de los cuatro días que dura la feria, que cerrará las puertas el próximo viernes, pasen por el recinto ferial de Corferias unos 65.000 visitantes y 16.800 compradores nacionales y extranjeros y que se genere una expectativa de negocio de 10.000 millones de pesos colombianos (unos 5,5 millones de dólares).


EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?