| 2/16/2006 12:00:00 AM

Semana de contrastes

Ricardo Durán, de Corredores Asociados, avisa que los inversores novatos deben tener cuidado con la renta variable, que todavía sufre síntomas graves de inestabilidad.

La semana pasada marcó grandes contrastes en los diferentes activos colombianos. Las acciones devolvieron parte de la exorbitante valorización de enero, su volatilidad intradía llegó a niveles históricamente altos y los inversionistas novatos poco a poco comenzaron a comprender que con la renta variable no se debe jugar alegremente en este mercado que todavía no encuentra estabilidad en el proceso de formación de los precios.

Para la deuda pública fue una semana extraordinaria, pues las tasas de negociación de los TES llegaron a nuevos mínimos históricos nominales alentados por las revisiones al alza en el crecimiento del PIB en 2006, por la proyectada reducción en el déficit fiscal del año anterior y por la creciente liquidez del aparato económico en un ambiente claramente deflacionario en el primer bimestre.

Así mismo, la deuda pública externa mantuvo su senda de valorización bajo el impulso de flujos externos que indujeron nuevos mínimos históricos en la prima de riesgo en varios países de América Latina con el consabido efecto revaluador sobre sus respectivas tasas de cambio.

Como quien dice, continúa la fiesta emergente que vivieron estas naciones en 2005 bajo el ímpetu de una liquidez externa que aprovecha un diferencial de tasas de interés que todavía le genera renta al inversionista extranjero.

Aunque este período de "olimpiadas financieras" lleva ya 6 semanas y puede extenderse por algunas más, pronto exigirá la adopción de una estrategia defensiva sobre la cual alertaremos desde esta columna, ojalá con la anticipación requerida. Por lo pronto, las señales que vemos para la próxima semana indican que entre 13 y 17 de febrero veremos nuevas marcas en nuestros valorizados activos financieros. Entre el lunes y el martes pueden llegar recursos disponibles para invertir por cerca de 2 billones de pesos como resultado del pago de cupones (intereses) de TES tasa fija y del traslado de las cesantías del sector real hacia los fondos de pensiones y cesantías. Si bien es cierto que el martes los bancos deben acreditar los requisitos de encaje, el aparato va a estar "aceitado" para solventar los requerimientos.

Esta holgada liquidez va a coincidir con la revelación de los pronósticos de inflación de febrero que recoge el Banco de la República mediante su tradicional encuesta de expectativas. Nuestros cálculos indican que sobre la base de una inflación mensual de 0.77% en febrero, el acumulado anual podría caer de 4.56% hasta 4.30%, caso en el cual las tasas de negociación de los TES de 2014 podrían bajar a 7.43% asumiendo una tasa real de 3.0% y sin contemplar el efecto de la mayor liquidez. En complemento, la inflación sin alimentos podría bajar de 3.88% en enero a 3.68% en febrero.

El martes también se reanudan las conversaciones del TLC con la presencia del Presidente Uribe desde el miércoles, de cuyo desarrollo va a depender en gran medida la percepción de los agentes sobre los futuros precios de las acciones.

Si bien es cierto que a lo largo de la semana se publican cifras importantes de Estados Unidos que eventualmente podrían frenar la tendencia bajista de las tasas de los TES, como es el caso del aumento proyectado en las ventas al por menor sin autos, el repunte de las licencias de contracción y los inicios de obra y un tímido aumento en la inflación estructural al productor, creemos que el pulso de nuevo lo van a ganar los TES.

Remata la semana con la Junta Directiva del Banco de la República el viernes. Si en dicha reunión no se adoptan medidas, como creemos que es más probable, el terreno financiero seguirá abonado para que las olimpiadas financieras se desarrollen por unas semanas más.

Por las razones anotadas, si fuéramos "traders" compraríamos deuda pública, apostaríamos a mayores caídas en la tasa de cambio y nos mantendríamos al margen en el mercado de acciones. Si llegase a ocurrir que el Banco de la República cante una futura operación de cesión de reservas internacionales al gobierno con el consabido recargue de TES del portafolio propio del Emisor, pensaríamos en anunciar el inicio de la ceremonia de clausura de las olimpiadas financieras. Naturalmente, dicho anuncio lo complementaríamos con el análisis de datos de la economía internacional que se vislumbran en contra de la continuidad de las justas en el mes de marzo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?