| 11/6/2008 12:00:00 AM

Sector Hacienda mantiene confianza

Sector Hacienda presenta su Rendición Pública de Cuentas a la Ciudadanía, muestra cómo mantendrá su capacidad para enfrentar la crisis.

El mensaje central del Sector Hacienda en esta Rendición a los ciudadanos fue “El objetivo central del Sector Hacienda es mantener la confianza de los ciudadanos y de los empresarios e inversionistas nacionales e internacionales en la economía colombiana y en la capacidad para enfrentar la crisis financiera internacional. Colombia no está blindada, pero sí está mejor preparada para hacer frente a los efectos de esta crisis que ya se están presentando en todos los países del mundo”.

El Ministro de Hacienda y Crédito Público, Oscar Iván Zuluaga, manifestó el jueves que el objetivo central del Ministerio y de las 11 entidades adscritas y vinculadas del Sector Hacienda, es el de preservar y mantener la confianza en la economía colombiana.

Durante la Rendición Pública de Cuentas 2008 a la ciudadanía del Sector Hacienda, el Ministro hizo un recuento de cómo está preparada la economía colombiana para enfrentar las dificultades actuales como consecuencia de la crisis financiera internacional, la seriedad de la política fiscal, la fortaleza de los sectores financiero y empresarial y el buen balance entre crecimiento económico e inflación que presenta Colombia en el contexto latinoamericano.

Indicó que la constante en cada una de las intervenciones de los 11 Presidentes y directores de las entidades vinculadas al Ministerio de Hacienda, fue la de destacar los logros obtenidos en 2008 y los retos para el 2009.

Así mismo señaló que el trabajo del Ministerio de Hacienda y de sus entidades es el de cómo continuar preservando y construyendo la confianza en la economía colombiana. “Si uno relaciona lo que cada uno a dicho acá, no hay nada distinto a buscar eso”, concluyó el Ministro de Hacienda.

En la Rendición Pública de Cuentas participaron los presidentes y directores de la Dian, Superintendencia Financiera, Superintendencia de Economía Solidaria, Fogafin, Fogacoop, Contador General de la Nación, Uiaf, Findeter, Cisa, La Previsora de Seguros S.A y Fiduciaria La Previsora.

El director General de la Dian presentó el balance de gestión del 2007 y avances de 2008, allí el directivo aseguró que la tasa de evasión en el impuesto de renta pasó de 36% en el 2002 a 30% en 2007, en el IVA bajó del 24% a 21% en el mismo período. Así mismo, indicó que un punto de evasión en renta es equivalente a $368.000 millones, y en IVA a $373.000 millones.

Otro indicador por el que se puede medir la gestión de la Dian es el crecimiento del recaudo de los impuestos nacionales, en 2007 se lograron ingresos por $60,1 billones, con una participación en el Producto Interno Bruto del 17,1%, hecho que no sólo se debe al cumplimiento voluntario del los clientes, sino también a las herramientas de los servicios informáticos electrónicos del Muisca.

Los ingresos obtenidos por la Dian, comparados con el recurso humano crecieron 176%, ya que durante en el 2002 cada funcionario recaudó $3.400 millones y en el 2007 este indicador aumentó a $7.400 millones y ascenderán al cierre de este año a $8.400 millones.

Siguiendo esta línea, la relación del recaudo y el presupuesto asignado para el funcionamiento de la DIAN, ha crecido el 98%, en 2002, por cada peso invertido en la entidad se retornaron $85 y por el 2007, se devolvieron $169.

El aprovechamiento del ciento por ciento de la información, como insumo principal para el sostenimiento del recaudo y disminución de la evasión, es otra de las características de modernización tecnológica que introdujo el Muisca, para el 2007 la Dian recibió 583.383 solicitudes de envío de información para un total de 111'910.548 registros, los cuales fueron enviados por 157.506 informantes.

El modelo de gestión, Muisca, también se ve reflejado en el Registro Único Tributario –RUT- el cual es la base de datos que tiene la Dian y que sirve para ubicar, clasificar e identificar a los clientes de la entidad, un ejemplo de esto es el incremento en la base de declarantes del impuesto de renta, se pasó de tener en 2002, 395.000 inscritos a 1'556.730 en 2007. El régimen común también ha venido creciendo significativamente durante los últimos cinco años, pasando de 221.000 a 513.400 y el régimen simplificado de 661.000 a 2'666.801.

Por su parte, la Unidad de Información y Análisis Financiero – Uiaf, que es una entidad adscrita a esta cartera y tiene como fin prevenir y detectar posibles operaciones de lavado de activos y financiación del terrorismo, presentó como logros para el periodo 2007 – 2008:

-A 31 de octubre de 2008 entregó 552 informes de inteligencia financiera a la Fiscalía General de la Nación, informes que relacionan más de 12.000 personas y 1.302 empresas en posibles operaciones de lavado de activos y financiación del terrorismo. En este periodo duplicó el número de informes entregados el año anterior.

-Ha respondido 1.025 requerimientos de información de las autoridades nacionales, y de otras Unidades de Inteligencia Financiera del mundo, en los que hay más de 8.538 personas y empresas relacionadas.

-La última evaluación de Colombia en el cumplimiento de las recomendaciones internacionales la ubica en el 2º puesto entre los países de Latinoamérica que hacen parte del Grupo de Acción Financiera de Sudamérica – Gafisud. El país pasó del 4º lugar en el año 2004 al 2º lugar en el año 2008.

-Gracias a la implementación del Sistema de Gestión de Calidad y la certificación de la Uiaf en las normas ISO 9001:2000 y NTCGP 1000:2004 se han reducido los tiempos de
respuesta de la Unidad y se han aumentado el número de casos entregados a las autoridades.

-A partir de octubre de 2008 entró en vigencia la nueva Circular de la Superintendencia
Financiera que impone nuevos reportes al sector financiero, información que es de utilidad para el análisis financiero que realiza la Unidad.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?