| 8/26/2010 10:40:00 AM

Sector financiero pedirá desmontar el 4 por mil

Un tema dentro de la agenda de la convención bancaria, tiene que ver con el anuncio que hizo el ministro de hacienda y crédito público, Juan Carlos Echeverry, de eliminar gradualmente, durante los próximos ocho años, el impuesto a las transacciones financieras.

Durante la campaña presidencial, Juan Manuel Santos habló de una reducción gradual (1 punto por año) de este impuesto. "Entre 2011 y 2012 ese impuesto estará en 3 por mil; del 2013 al 2014 será del 2 por mil; a partir de 2015, 1 por mil; y en 2016 quedará la tarifa en cero", afirmó en su momento el nuevo Presidente. Este plan lo confirmó el jefe de la cartera de Hacienda, el pasado martes antes del debate en el Congreso acerca del presupuesto.

Según declaraciones de la presidenta de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras (Asobancaria) María Mercedes Cuellar, el impuesto del 4 por mil debe desmontarse de una sola vez y no gradualmente, pues de ser como dice el Ministro, sería igual que no desmontarlo. Asobancaria estima que el desmonte sería de medio punto por año.

La pelea de los banqueros siempre ha sido que el 4 por mil es un impuesto regresivo y que ha incentivado la desintermediación, ya que estimula a los usuarios a usar efectivo para no pagar el impuesto. Entre otras consecuencias que alegan los banqueros es que la informalidad natural que genera el impuesto, incentiva el lavado de activos y por ende actividades como el narcotráfico y el terrorismo.

El presidente del Banco Colpatria, Santiago Perdomo, dijo que aunque celebra que el gobierno manifestó la intención de desmontar el impuesto, considera que sería preferible desmontarlo de una vez ya que “es un impuesto regresivo que detiene la evolución del sistema financiero y limita las ventajas que dan los servicios bancarios”.

Para el alto directivo es importante que en los próximos años aumente la bancarización en el país, aunque manifiesta que también es importante entender la problemática fiscal que vive el país.

En ese sentido, si el impuesto es desmontado como dice el ministro de Hacienda, la bancarización sería gradual y se limitaría el otorgamiento de primeros créditos a toda la población.

 En la Convención Bancaria que da inicio hoy en la ciudad de Cartagena, los banqueros pondrán sobre la mesa el tema del desmonte definitivo del impuesto. Así mismo, se espera que el ministro de Hacienda y el presidente Juan Manuel Santos, saquen algunas conclusiones y le den algún tipo de respuesta al respecto a este gremio.

El 4 por mil nació como un salvavidas para las entidades del sector financiero en problemas durante la crisis de finales de los años 90, pero ahora se ha convertido en todo un dolor de cabeza para los banqueros del país.

 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?