| 12/1/2009 7:00:00 AM

Sector financiero el más golpeado por fraudes en 2009

El robo o pérdida de información es la modalidad de fraude que afecta al sector de servicios financieros que pasó de ser la tercera industria con mayor pérdida por fraude en el 2008 a ocupar el primer lugar en el 2009.

Así lo revela la encuesta realizada a 700 ejecutivos de todo el mundo, denominado Encuesta Global de Fraude 2009 – 2010 realizada por la firma Kroll y la revista The Economist. Los datos arrojan que la industria de servicios financieros pasó del tercer al primer lugar de mayor pérdida promedio por sector. Le sigue la industria de las grandes superficies

Analizadas las modalidades que se presentaron en el sector financiero, el estudio concluye que el robo o la pérdida de información ha aumentado de manera significativa, convirtiéndose en la nueva manera de hacer fraude en estas comnpañías. El 53% de los encuestados, plantearon que para este 2010 tomarán todas las medidas necesarias contra el robo de información, siendo este tipo de fraude frente al cual mayor reacción se prevé en el próximo año, seguido de los controles a las operaciones financieras con un 46%.

“El robo de información es una de las peores amenazas para las organizaciones; y sin embargo, las empresas no han tomado los controles necesarios. Es importante diseñar sistemas de seguridad que impida el acceso no autorizado, definir los procedimientos de seguridad y realizar auditorías frecuentes para evaluar posibles puntos débiles”, afirmo Ernesto Carrasco, Gerente General de Kroll Colombia.

De 10 sectores industriales en los que se aplicó la encuesta, la mitad sufrió un repunte en actividades fraudulentas y el resto experimentó una disminución.  El sector de servicios financieros pasó de ser la tercera industria con mayor pérdida por fraude en el 2008 a ocupar el primer lugar en el 2009. 

 Los datos más significativos
1- En el año 2009, la industria de servicios financieros pasó del tercer al primer lugar de mayor pérdida promedio por sector. Así, por ejemplo, mientras en el año 2008 la pérdida promedio por fraude en el sector financiero fue cercana a los US$13.000 millones, en el año 2009 llegó a los US$15.200  millones. Le sigue la industria de las grandes superficies y mayoristas con US$12.700 millones durante el año 2009.


2- Analizadas las modalidades que se presentaron en el sector financiero, el estudio concluye que el sector es más vulnerable a:
- Incumplimiento normativo 28%
- Robo de activos 28%
- Robo o pérdida de información 25%.


3- El 53% de los encuestados planea tomar medidas contra el robo de información, siendo este tipo de fraude frente al cual mayor reacción se prevé en el próximo año, seguido de los controles a las operaciones financieras con un 46%.


4- La pérdida promedio por compañía en América Latina (no sólo del sector financiero) durante los últimos tres años fue US$5,8 millones. Aunque continuó muy por debajo del promedio global, fue más de dos veces y media mayor que la cifra del año pasado de US$2,3 millones.


5- La frecuencia del fraude ha aumentado en América Latina: Mientras que en el año 2008 el 89% de los encuestados había sufrido algún fraude, en el año 2009 pasamos al 91%, cifra que solo se compara con la de Medio Oriente y África que también es del 91% para el año 2009.


6- Las compañías perdieron un promedio de US$8,8 millones debido al fraude en los últimos tres años, incremento que representa el 7% con respecto a la cifra del año pasado, que fue de US$8,2 millones.


7- Los niveles de fraude variaron notablemente por sector, siendo cinco los que sufrieron un incremento en sus pérdidas por fraude: servicios financieros, servicios profesionales, salud, farmacéuticos y biotecnología, menudeo, mayoreo y distribución, viajes, entretenimiento y transporte.

Para Ernesto Carrasco, Director de Kroll Colombia, la recesión en términos generales produce un incremento en el número de fraudes, pero lo que está sucediendo en 2009 resulta mucho más complejo, los sectores económicos hoy son más vulnerables al robo o pérdida de información. Vemos que el 53% de los encuestados planea tomar medidas drásticas para evitar esta nueva tipificación del fraude.

Otros resultados claves:
1. El Medio Oriente y África tuvieron los peores niveles de fraude entre todas las regiones, ya que sus compañías perdieron un promedio de US$11,5 millones y sufrieron la incidencia más alta en siete de los diez fraudes estudiados.


2. América del Norte ya no es líder en el índice más bajo de incidencia de fraudes con respecto de las de 2008, ya que lo sufrieron siete de cada diez empresas. El número de compañías que tuvieron fraude financiero interno y malversación financiera se elevó considerablemente, sin embargo, el robo de activos físicos, corrupción y fraude de vendedores fue más bajo que en cualquier otra región.


3. Las compañías más grandes, con ventas superiores a los US$5.000 millones al año informaron haber tenido pérdidas promedio mayores –hasta de US$25,8 millones, cifra superior a los US$23,3 millones de 2008. En contraste, la situación mejoró para los negocios más pequeños, con ingresos anuales inferiores a US$5.000 millones –cuya cifra descendió a US$4,6 millones, de los US$5,5 millones del año pasado.

Metodología
Kroll encomendó a The Economist Intelligence Unit para que realizara una encuesta mundial sobre fraudes y su efecto en los negocios durante 2009. En esta encuesta participó un total de 729 ejecutivos de alta dirección. Un poco más de una tercera parte de los entrevistados se encuentra en América del Norte y Sur, 25% en la región Asia-Pacífico, un porcentaje ligeramente superior al anterior se sitúa en Europa y 11% en el Medio Oriente y África.

Se cubrieron diez sectores industriales y de cada uno de estos se eligieron por lo menos a 50 individuos. El número más alto de encuestados provino del sector de servicios financieros (12%). Un total de 46% de las empresas encuestadas tuvo ingresos anuales superiores a US$1.000 millones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?