| 2/4/2009 12:00:00 AM

Se siguen retirando las cesantías

El 80% de lo recaudado a febrero por este concepto, es sacado por los colombianos en los siguientes meses, para como gastos personales, según Asofondos.

Los retiros masivos de las cesantías observados en los meses siguientes a que se consigna el aporte son preocupantes, teniendo en cuenta que los recursos que originalmente fueron diseñados como un seguro, están siendo destinados en muchos casos para el consumo personal de los colombianos, dio a conocer la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantías, Asofondos.

El presidente de esta agremiación, Santiago Montenegro, sostuvo que es importante que los trabajadores sean concientes de la mayor vulnerabilidad ante cambios en el mercado laboral cuando se hace un uso indebido de este auxilio. “Las cesantías serán necesarias para muchos afiliados en años como 2009, en el que se pronostica un menor crecimiento de la economía y, por tanto, menores fuentes de empleo”.

A diciembre de 2008 los fondos de cesantías administrados por las AFP alcanzaron 4’478.025 afiliados, 12% más que en el año 2007. Aproximadamente un tercio de los afiliados son mujeres, proporción que no ha cambiado mucho en los últimos años. Según el directivo, en febrero de 2008 el número de afiliados fue ligeramente superior a los cinco millones, 25% superior a lo reportado en enero de 2008, el cual fue de cuatro millones. De acuerdo con Asofondos, el año pasado, los retiros parciales para compra de vivienda ascendieron a $490.000 millones (41% de los retiros parciales), para adecuaciones o liberación de vivienda $540.000 millones (45%), y para educación $110.000 millones (9%).

Mientras los retiros para educación se observan con mayor volumen en julio y diciembre (meses en que se acostumbra a pagar matrículas semestrales), los retiros para vivienda son masivos en los meses posteriores al aporte de febrero. Por esta razón, la mayoría de los retiros ocurren entre los meses de febrero y agosto, es decir, en los siguientes seis meses después de consignadas las cesantías. Alrededor del 80% de los aportes realizados en febrero ($1,86 billones en el caso de 2008) se retiran en los siguientes seis meses ($1,47 billones en 2008), tendencia que se repite año tras año.

“Las cesantías son un auxilio que no debe ser percibido simplemente como un salario adicional en el año, debido a que constituye una protección ante el riesgo de quedarse sin puesto, riesgo ante el cual todo trabajador es vulnerable, más en épocas de crisis como 2009. Retirarlas con otro fin diferente a los legalmente permitidos, como el consumo corriente o para financiar otras actividades temporales como vacaciones, incrementa la vulnerabilidad del trabajador a los cambios en el mercado laboral”, agregó Montenegro.

Según la Ley, los retiros parciales permitidos deben ser para comprar, adecuar, construir o liberar la vivienda del trabajador, casos en los cuales el empleador debe tramitar ante el Ministerio de Protección Social la expedición de la autorización. Igualmente, para el pago de matrículas de educación secundaria del trabajador, su cónyuge o hijos beneficiarios.

En cuanto al valor de los fondos de cesantías administrados por las AFP ascendió a $4,01 billones a diciembre de 2008. Los rendimientos otorgados a los afiliados durante 2008 fueron de $270.000 millones, equivalentes a una rentabilidad anual de 4,6%. A pesar del impacto recibido por la crisis de 2008, el desempeño financiero de los fondos de cesantías ha sido bueno, con una rentabilidad de largo plazo de 11,98% y algo más de $3,1 billones de rendimientos abonados en las cuentas de los afiliados.

En la temporada de cesantías de 2008 se recaudó $1,86 billones en el mes de febrero, por lo que el valor del fondo pasó de $3,7 billones en enero a $5,3 billones en febrero. Así las cosas, Asofondos espera que para el 2009 se siga recaudando en febrero el 50% del valor del fondo en enero (como ha sido la tendencia observada) durante febrero de 2009 se realizarán aportes cercanos a los dos billones de pesos. “En todo caso, el efecto del menor crecimiento a finales de 2008 puede reducir la cifra. Será durante 2009 cuando se sentirán las mayores presiones sobre el empleo y, por tanto, la recesión afectará de forma más acentuada el recaudo de la temporada 2010”, sostuvo el presidente de Asofondos.

Resultados
En el caso de los Fondos de Pensiones Obligatorias (FPO) los rendimientos sumaron $2.58 billones incrementando así las cuentas individuales de los trabajadores afiliados al sistema y para el caso de los Fondos de Pensiones Voluntarias $275.000 millones.

“El 2008 se caracterizó por la alta volatilidad de los mercados externos e internos, hecho que se vio reflejado en los portafolios de los Fondos de Pensiones Obligatorias en valorizaciones y desvalorizaciones que marcaron un mínimo de -5,50% en el mes de octubre y un máximo de 4,74% en el mes de diciembre. Una estrategia adecuada en la administración de los portafolios permitió proteger el capital de los trabajadores colombianos y al igual que en toda la historia del sistema, la rentabilidad del año fue positiva en 4,84%, “destaco Santiago Montenegro, Presidente de Asofondos.

“Lo anterior, refuerza nuestro mensaje sobre la necesidad de evaluar el desempeño financiero de los fondos administrados en una perspectiva de largo plazo. En términos agregados, gracias a los aportes por $4,68 billones y unos rendimientos netos en lo corrido del año de $2,58 billones, los Fondos de Pensiones Obligatorias de más de 8,5 millones de afiliados crecieron un 14%, pasando de $51,1 a $58,4 billones” subrayó Montenegro.

En 2008 se registraron 753.000 nuevas afiliaciones, llegando a un total de 8’578.274 afiliados. En cuando al número de afiliados activos, que son los trabajadores que realizan por lo menos un aporte en los últimos seis meses, este alcanzó los 4,56 millones. Durante el 2008, 4.465 nuevos afiliados accedieron a pensión, y se presentó una cifra récord de $1,05 billones en pagos pensionales. Entre los nuevos pensionados, se destacan las 1.340 pensiones por invalidez y 2.063 pensiones de sobrevivencia, y los restantes 1.062 son nuevos pensionados por vejez.

En el caso de los fondos voluntarios el agregado de lo administrado por las AFP también cerró el año 2008 con una rentabilidad positiva, cercana a los $275.000 millones. Actualmente existe una gran variedad en la oferta de fondos voluntarios, cuyo monto a diciembre de 2008 alcanzó los $6,4 billones, propiedad de los más de 350.000 afiliados a estos fondos.

“El 2009 será un año donde la dinámica del sector real y el comportamiento del mercado laboral serán determinantes en los niveles de actividad de los afiliados. Teniendo en cuenta las expectativas de los principales agentes económicos, un menor crecimiento probablemente se traducirá en menores niveles de cotización”, agregó el directivo gremial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?