| 4/22/2012 6:00:00 AM

¡Se busca patrocinio! El caso de algunos deportistas en Colombia

Usando internet y las ventajas de la red, dos deportistas de alto nivel se han dado a la búsqueda de patrocinadores privados que les colaboren con recursos para su preparación y participación en eventos deportivos. Muchas veces las ayudas del gobierno son insuficientes.

Karen Castiblanco y María Inés García han estado sonando en algunos medios de comunicación. Tienen en común el amor por el deporte, su deseo de representar a Colombia lo mejor posible en competencias internacionales y que les hacen falta recursos para lograr su objetivo. Sin embargo, lo que más las une es que ambas están usando las plataformas que brinda la tecnología para conseguir el ansiado apoyo económico.

El caso de Karen

Karen es una tenista de 24 años que practica el deporte desde hace 16. Está en el número 419 del ranking WTA, lo que la convierte en la tercera raqueta femenina del país. Con ayuda de sus padres ha salido adelante, “sin ellos no habría logrado nada de lo que he hecho hasta hoy” confiesa. Pero para su familia es difícil seguir manteniendo su preparación.

La situación llevó a que hace algunas semanas publicara en su cuenta de twitter (@karencastiwhite) un mensaje de alerta que dirigió a varios medios y amigos; pedía ayuda para poder encontrar un patrocinador privado que costeara su carrera y le permitiera seguir dedicándose a lo que le gusta. Aunque su campaña se hizo popular, no ha conseguido que ninguna empresa se interese en su caso.

Finalmente abrió la cuenta de ahorros número 24030459135 del Banco Caja Social, en la cual está recibiendo contribuciones, e incluso, el pasado 19 de Abril, organizó con el apoyo de algunas empresas y varios artistas una fiesta en un club de Bogotá; la plata que pagaron los asistentes fue a los fondos que recauda para su entrenamiento y preparación.

A pesar de esto, su meta sigue siendo lograr el patrocinio de una empresa privada. Necesita aproximadamente $100 millones al año, y a cambio, se ofrece como imagen de la empresa para dar publicidad y credios en los medios de comunicación. Hasta ahora, no ha logrado encontrar una. 

El apoyo institucional

A Karen, tanto Coldeportes como el IDRD le colaboran cuando va a representar a Colombia o Bogotá, respectivamente, en Juegos Panamericanos, Bolivarianos, Centroamericanos, o Nacionales, pero esa colaboración es de máximo dos meses antes de la competencia, “durante el resto del año sigo sin ningún tipo de ayuda”.

El Comité Olímpico Colombiano (COC) en asocio con Coldeportes, ayuda a los deportistas para la participación en los eventos del ciclo olímpico y su preparación para los Juegos Olímpicos. Para que esta sea efectiva, según el COC, buscan ayudar con entrenadores, implementación, pasajes por aire y tierra, alojamientos y alimentación, entre otras cosas. Sin embargo, los recursos limitados obligan a que está ayuda se focalice, y actualmente sólo alrededor de 200 deportistas reciben este beneficio. Karen no está entre ellos. 

María Inés García, veterinaria y jinete que hace parte del equipo colombiano de Doma Ecuestre en los Juegos de Londres 2012, confirma que ella y todos los compañeros de su deporte que han participado en la preparación del ciclo, sí reciben apoyo por parte de Coldeportes, COC, los Institutos de Deporte Departamentales, y la Federación Ecuestre de Colombia.

De hecho, para este último ciclo olímpico, el esfuerzo ha sido el de llevar a 100 deportistas a Londres, y según María Ines, el apoyo ha sido mayor, “creo que es uno de los ciclos en que mas ayuda hemos recibido y es por esta razón que hemos llegado hasta este punto de obtener un cupo para todo un equipo”. Sin embargo, no es suficiente para prepararse como ella quiere.

El caso de María Inés

Por el alto costo de preparación para la Doma Ecuestre, que implica alquiler de los caballos, entrenamiento en Europa, transporte, inscripciones a competencias internacionales, entre otras cosas, es muy difícil que sólo con los recursos de las instituciones del gobierno, María Inés pueda tener un entrenamiento de alto nivel para intentar conseguir una medalla en Londres.

Ella decidió vender su carro, pedir un préstamo e irse para Alemania. Allí ha recibido el apoyo de varias personas, lo que le ha permitido mantener tres meses de vivienda, alquilar a Kupsermann, un caballo con el que ha estado entrenado, y pagar algo del entrenamiento. Pero su idea es quedarse seis meses mientras recibe la preparación adecuada, y para eso sigue pensando en como conseguir los recursos. 

Para lograr recibir lo que le hace falta, abrió la página www.mariainesgarcia.com en la cual personas de todo el mundo pueden conocer sus intenciones y ayudarla con donaciones voluntarias. La página, según ella, también ayuda a que muchas personas sepan en que consiste su deporte, su día a día y se comprometan con su causa en los Juegos Olímpicos.

El futuro

Algo le hace falta al deporte colombiano para ser de alto nivel. María Inés relaciona los procesos deportivos con el desarrollo económico del país, y pone como ejemplo a Estados Unidos y Alemania. Sin embargo, para ella Colombia ha avanzado en el tema, y los recursos son administrados de forma más eficiente, pero piensa que se puede hacer más.

Karen, por su parte, piensa que en Colombia no se apoya estructuralmente al deportista, en su opinión sólo hay plata para el fútbol, y dice que son miles los deportistas que están en la misma situación.

Según el COC los deportistas pueden acceder a patrocinios de empresas privadas, públicas, o de economía mixta, pero estas siempre esperan una retribución publicitaria por la inversión realizada.

Aunque las empresas que patrocinan deportistas pueden acceder a una figura económica que les da beneficios tributarios y se llama `deducción por donación`, los apoyos se dirigen a deportes y deportistas muy específicos, que sean muy conocidos o tengan mucha popularidad.

Para el COC la empresa privada no apoya sistemáticamente ni a largo plazo el deporte colombiano, pero tal vez, como dice María Inés, hagan falta normas claras que promuevan ese aporte. Imaginarse un sistema deportivo en el cual gobierno, empresa privada y deportistas trabajen de la mano y de manera estructural en proyectos a largo plazo para todos los deportes, puede ser muy difícil, pero probablemente así, personas como Karen o María Inés no tendrían que distraerse pensando en como conseguir recursos, y podrían concentrarse en sus competiciones para llevar el deporte colombiano a otro nivel.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?