| 6/14/2011 3:20:00 PM

¿Sabe cómo nos vestiremos en agosto?

Los almacenes de vestuario tienen casi la obligación de estar enterados sobre las tendencias de la moda para anticipar sus estrategias comerciales. Dinero.com habló con la directora del Laboratorio de Moda de Inexmoda, Martha Cálad para saber lo que llegará desde agosto.

Los almacenes de vestuario tienen casi la obligación de estar enterados de las tendencias de la moda. Con eso pueden anticipar las modificaciones que se requieren en las vitrinas, en la decoración, en los precios y en las demás estrategias comerciales. Pero en moda, como en tantas otras cosas hay muy poco que no se pueda prever.

 

De hecho, los textileros y confeccionistas ya tienen todo listo para el cambio de temporada, cuando en agosto se exhiba en el país la colección otoño - invierno 2011. No habrá modificaciones enormes. “En la moda no hay cambios dramáticos de una temporada a otra”, explica Martha Cálad directora del Laboratorio de Moda de Inexmoda. La razón fundamental está en que los confeccionistas entienden que sus clientes en general, no tienen un presupuesto tan holgado como para cambiar el clóset entero cada año.

 

¿Y qué será lo que se pondrá en las vitrinas del país en un par de meses? Por lo menos en indigo, que es la tela más usada, vendrán tejidos recubiertos con resina que les dan una apariencia y un tacto especial a las confecciones. “Para esta temporada el tema de los rotos en los jeans pasa a segundo plano. Ahora las telas tendrán apariencia de engrasado y empolvado, habrá telas arrugadas y efectos de craquelados”, explica Martha Cálad.

 

En otros algodones, el black denim y el color denim que tiene tonos de gris, se usarán recubrimientos con los mismos efectos. “En tejido de punto, las confecciones tendrán efectos jaspeados y efectos rústicos”, señala la experta.

 

En otros textiles de algodón, se manejarán con procesos de lavandería que les den un acabado de usado y desgastado, una tendencia creciente en los últimos años.
Lo más novedoso vendrá por el lado de las fibras sintéticas o los recubrimientos que les darán a las telas la apariencia de materiales plásticos o de cuero. Las telas futuristas traerán brillo o tactos secos y papelosos.

 

Los apliques en las prendas seguirán en muchas presentaciones. “Se verán muchas espinas de pescado, diagonales y efectos con hilos de fantasía”, dice la experta.

 

En camisería vienen cuadros escoceses y los colores oscuros seguirán vigentes solamente en los cuadros ventanas. Finalmente para buzos y suéteres, la tendencia clara es la de tejidos rectilíneos que parezcan hechos a manos, que tengan una cierta apariencia artesanal.

 

Con este inventario en la mano, quizás los vendedores de confecciones podrán anticiparse dos meses a lo que estará llegando a sus estantes a final de este año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?