| 9/10/2007 12:00:00 AM

Rumbo a Marte

Tienen talento de sobra para hablar de este planeta el más parecido a la Tierra por su geografía. Esta es la base de su ponencia “Marte, planeta rojo para niños”, con la cual los hermanos Becerra son esperados en el Congreso Mundial de Juventudes Científicas.

Poco les falta a los hermanos Margarita y Andrés Becerra de 18 y 10 años respectivamente, para cumplir su cita en República Dominicana al Congreso Mundial de Juventudes Científicas que se realizará entre el 25 y el 29 de septiembre de 2007 en Santo Domingo, la capital de ese país.

Poco, porque Copa Airlines les ayudó con los pasajes, mientras la Bolsa de Valores de Colombia les proporcionará los gastos de alojamiento en un hotel de esa ciudad.

Mientras alistan sus maletas y su conocimiento para dar su charla “Marte, planeta rojo para niños”, en la convención, tratan de solucionar un obstáculo más: encontrar que alguna entidad privada o alguien les dé la mano para pagar los impuestos de los pasajes ($816.000), más los viáticos para poder realizar este viaje.

Juntos son la pareja más joven que irá a representar a Colombia en este evento que los apasiona. Ya en octubre de 2006 en Cuenca, Ecuador, el país fue representado por ellos en el 4º Congreso Mundial para el Talento de la Niñez ELIC donde sus conocimientos sobre este planeta dejó a más de un asistente entusiasmado.

Basta escuchar a Andrés para saber por qué fueron llamados en esta ocasión. Su conocimiento sobre Marte va más allá de una afición. Su mamá, Ángela, dice que este interés por la astronomía se debe a que desde los tres años sabe leer. “No deja un pedazo de papel periódico sin leer. En una ocasión iba a botar en enero unos periódicos que fueron usados para envolver regalos de Navidad y no me dejó hacerlo hasta que no se los leyó”, dice Ángela.

Margarita toma las cosas un poco más despacio, pero con el mismo entusiasmo. Juntos esperan algún día abordar la nave espacial que los llevará a aterrizar en este planeta. El doctor Raymond Wright, director del proyecto de turismo especial Spacefleet, les planteó la posibilidad de llevarlos al Reino Unido para conocer en detalle cómo va la iniciativa de realizar viajes al “planeta rojo”.

“Obviamente estamos muy emocionados”, asegura Margarita, quien a su corta edad señala que su carrera es la medicina. ¿Por qué no la astronomía?

“Desafortunadamente a la astronomía uno la puede considerar un pasatiempo, pero no la carrera que se puede estudiar en Colombia para vivir de ella”, dice esta adolescente que comenzó a interesarse en esta ciencia gracias a un curso que hizo en la Universidad Sergio Arboleda de Bogotá.

Algo parecido piensa Andrés: “No se le dedica el presupuesto para tomar esta ciencia como algo para vivir. Por eso estudiaré microbiología”, afirma. Piensa que la relación entre estas dos ciencias está en la posibilidad de que en Marte haya vida en forma de microorganismos, como ocurrió en la Tierra hace millones de años.

Su mente inquieta le ha ayudado a conseguir amigos científicos. Andrés es un firme candidato a viajar a MIT (Instituto Tecnológico de Massachussets, Estados Unidos) para conocer el diseño de un traje espacial para caminar por el suelo marciano.

Para esto sostiene un contacto permanente con el doctor Raúl Cuero, uno de los más destacados científicos colombianos en Estados Unidos, investigador distinguido en Biotecnología Microbiana Molecular de Praire View A&M University Texas en Estados Unidos y colaborador en la Agencia Espacial Norteamericana (NASA).

Su interés en Marte también le ayudó a conocer a Cristian Goez, su profesor en el Planetario Distrital de Bogotá: “Él también nos dedica muchísimo tiempo”, sostiene.

¿Por qué Marte?
Tanto Margarita como Andrés afirman que su interés por este planeta no es producto de un capricho. “Todavía no se han descubierto de él muchas cosas. Además su topografía es muy similar a la de la Tierra. Es para nosotros emocionante poder estudiarlo”, manifiesta Margarita.

Por su parte Andrés explica que saber más de este planeta es menos complejo que hablar de otros fenómenos del espacio. “Por ejemplo los agujeros negros necesitan de muchas teorías físicas que dificultan su explicación. Nosotros en nuestra ponencia ayudamos a entender de manera sencilla qué ha pasado desde las primeras observaciones y nos planteamos la posibilidad de que haya vida”, agrega Andrés.

De hecho, uno de los trabajos de él con el doctor Cuero consiste en explicar que es posible que nazca la vida en Marte simulando sus condiciones atmosféricas.

Gracias a sus conocimientos han podido exponer sus ideas en diferentes colegios de Bogotá, incluso en el Instituto Educativo Distrital, Robert F. Kennedy donde estudian los dos hermanos y en la Universidad Sergio Arboleda.

Lo que viene...
Para ambos por lo pronto hay que seguir estudiando para llegar bien preparados al Congreso en República Dominicana. “Es a finales de mes, pero todos los días hay que estudiar porque sale información nueva de este planeta”, explica Margarita.

Tanto ella como Andrés piensan que para este año tienen que seguir actualizándose para participar del “Primer Congreso Internacional de Ciencia y Tecnología Aeroespacial CICTA 2007”, que se desarrollará entre el 11 y 13 de octubre de este año en las instalaciones del Capitolio Nacional en Bogotá. También esperan poder viajar a México en 2009 para presentar su ponencia en el próximo congreso de juventudes científicas.

En el campo personal, Margarita dice que espera sacar unos buenos resultados en las pruebas de Estado ya que le han ofrecido la posibilidad de estudiar medicina en Cuba. “Depende de los resultados de esos exámenes”, afirma. También desea que su padre encuentre trabajo pronto ya que desde junio de 2006 se encuentra desempleado, “eso es una gran angustia para mí y para la familia. Ojalá esto se realice”, agrega. Por lo pronto la ayuda de la familia es lo que tienen para poder sostenerse.

A Andrés solo le queda sacar sus estudios de bachillerato y espera seguir trabajando de la mano con científicos destacados para demostrar que “en Marte sí puede haber vida y que no estamos solos en el amplio Universo”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?