| 2/5/2009 12:00:00 AM

Robo de cuello blanco

Se está apenas develando el sofisticado esquema con el que se sustrajeron $70.000 millones del fondo de pensiones de Ecopetrol. ¿Qué sigue en el proceso?

Hace algo más de dos semanas, la Fiduciaria Fidubogotá descubrió en un arqueo de inversiones, que uno de los títulos de deuda pública (TES) del fideicomiso de pensiones que operaba para Ecopetrol había desaparecido de sus registros.

Estos títulos los había recibido Fidubogotá desde el año pasado en un consorcio con la Fiduciaria Colpatria, aunque toda la gestión operativa estaba a cargo de la primera entidad. Como es usual, las inversiones reposaban como registros electrónicos en el depósito centralizados de valores DCV. La comparación de la contabilidad contra los reportes del depósito mostró que se había cambiado la propiedad de $70.000 millones de ese fondo de inversiones.

De inmediato la fiduciaria instauró una demanda penal contra las personas que presumiblemente los habían sacado electrónicamente del depósito. La acción disparó también investigaciones en la Fiscalía, la Superintendencia Financiera y en la oficina del Autorregulador del Mercado de Valores.

En poco tiempo se supo que las inversiones efectivamente se habían trasladado a tres personas, unos de los cuales resultaron ser clientes de la firma de corretaje Profesionales de Bolsa.

En este momento se conocen los actores que intervinieron en el ilícito pero no se ha establecido a ciencia cierta la responsabilidad de cada uno de ellos. También se sabe que la operación fue compleja, y que se trataba de una red de personas y entidades vinculadas en la defraudación, incluso con nexos internacionales.

Primeras reacciones

Algunos de los actores han salido a defenderse. Es el caso de Profesionales de Bolsa que señaló en un comunicado que todas las transacciones realizadas en este caso se hicieron con las autorizaciones requeridas. “Por lo tanto, si se han presentado problemas en el origen de los traspasos electrónicos, cualquiera que fueren, se trata de hechos ajenos totalmente a Profesionales de Bolsa”.

“Somos enfáticos en sostener que Profesionales de Bolsa es ajena totalmente a lo ocurrido, lo cual se manifiesta en que en ninguna de las múltiples indagaciones que se han hecho por parte de la Fiscalía General de la Nación, la Superintendencia Financiera y el Autorregulador del Mercado de Valores, se ha encontrado que esta compañía o sus funcionarios hayan participado activamente en la supuesta defraudación denunciada”, señala el comunicado.

Por su parte Ecopetrol dijo que la restitución de los valores será realizada “a la mayor brevedad, sin que se produzca ningún efecto sobre el valor del patrimonio autónomo administrado”.

La petrolera explicó que en el proceso de contratación de las administradoras de estos patrimonios, “la empresa tomó todas las medidas contractuales conducentes a asegurar la integridad de los recursos entregados en administración, entre ellas las relativas a este tipo de riesgos a los que se encuentran expuestas las sociedades administradoras”.

Dijo que Fidubogotá cuenta con seguros contra infidelidad y riesgos financieros y responsabilidad civil por errores y omisiones, que amparan los recursos de los pensionados de Ecopetrol y que en todo caso la fiduciaria estaría obligada a responder por cualquier pérdida que se produjera.

“La Fiduciaria ha notificado a Ecopetrol que, desde el momento del descubrimiento del hecho, ha adelantado todas las acciones correspondientes ante las autoridades competentes y se encuentra desarrollando las actividades necesarias para la resolución del caso”, añadió.

Mientras tanto, la labor de la Superfinanciera es la de establecer varias cosas entre sus entidades vigiladas. Qué pasó en esas entidades, cómo están aseguradas, qué controles tienen para evitar ilícitos y por sobre todo, que devuelvan los recursos al patrimonio autónomo pensional de Ecopetrol.

“Que los dineros regresen no está en discusión. Es un hecho cierto que este fraude no es problema de los pensionados de Ecopetrol. La Superintendencia exigirá que la plata vuelva de inmediato al patrimonio autónomo”, le dijo a Dinero.com un abogado conocedor del tema.

La vigilancia es buena
Para el Autorregulador del Mercado de Valores, Carlos Sandoval, es interesante notar la diferencia en el tratamiento de las dificultades financieras cuando se trata de entidades de intermediación vigiladas por las autoridades frente a las que no lo están.

“En este caso Ecopetrol no va a perder ni un peso”, explicó. “Pagaría la fiduciaria si no se recupera lo hurtado, o la compañía de seguros. Todas son entidades vigiladas que les pueden responder a los inversionistas”, dijo.

Contrastó este caso con el de Probolsa, una firma que calificó como ‘empresa de papel’, que realizó negocios fraudulentos con los departamentos de Cauca y Arauca y dos municipios de Nariño. “Ahí la plata se perdió”, destacó. “Hay una diferencia abismal entre las entidades vigiladas y las que no lo están”, concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?