| 9/19/2007 12:00:00 AM

Riesgos que puede traer decisión de la FED

Quedó claro que la brújula de la FED cambió rápidamente al pasar a ser el crecimiento la principal preocupación por encima de la inflación. Habrá que seguir los indicadores del mercado hipotecario, la evolución del consumo y los commodities.

Luego del agresivo recorte de 50 pb en la Federal Funds Rate por parte de la Reserva Federal (desde 5.25% hasta 4.75%) y de una nueva disminución en la tasa de interés de la ventanilla de descuento (desde 5.75% hasta 5.25%) surgen inquietudes importantes que, seguramente, será indispensable responder para anticipar el comportamiento de los mercados financieros en los próximos meses.

En primer lugar, luego de leer el comunicado que acompañó la decisión, queda claro que la brújula de la FED cambió rápidamente de norte (en un lapso de apenas mes y medio) al pasar a ser el crecimiento la principal preocupación por encima de la inflación. Contradiciendo incluso la visión predominante hasta agosto de que el descenso de la inflación no estaba convincentemente demostrado.

Aunque en el comunicado hay una salvedad al respecto, al mencionar que“algunos riesgos de inflación permanecen”, no queda duda de que hoy la preocupación predominante es el crecimiento. Esto se deriva de la alusión que hacen a que el comportamiento de los mercados financieros y el efecto sobre el sector vivienda del ajuste en las condiciones de crédito son aún muy inciertos y pueden empeorar la situación económica general por lo cual la Reserva Federal “actuará como sea necesario”.

Pese a que los datos económicos conocidos hasta el momento permitían esperar el inicio de un ciclo bajista de tasa de interés de manera moderada (25pb), la Reserva Federal puede tener expectativas más pesimistas y, con el reciente descenso de la inflación básica, puede estar actuando para aprovechar las bondades del ciclo económico y de la política monetaria anticíclica (recortar tasas de interés cuando el crecimiento está cayendo).

La situación entonces podría ser la siguiente: El desplome en el crecimiento de las ventas de vivienda al punto de completar 20 meses de caída en la variación anual puede debilitarse aún más por el ajuste en las condiciones de crédito que ha interrumpido el flujo de recursos del sistema financiero hacia los tomadores de crédito. La Reserva Federal puede estar teniendo grandes dudas sobre la posibilidad de reestablece dicho flujo de manera sostenible y por eso la actuación tan agresiva de hoy.

Probablemente el recorte de 50 pb en la FFR contribuya a aliviar considerablemente los costos para los tomadores de créditos hipotecarios que tienen hipotecas tipo ARM (Adjustable Rate Mortgages), permitiendo reestablecer la confianza entre las entidades financieras que prestan los recursos.

Sin embargo, dado que gran parte del fondeo de dichas entidades está vinculado con la titularización o la venta de la cartera hipotecaria a través de instrumentos financieros como los MBS (Mortgage Backed Securities) o CDO (Collateralized Debt Obligations) es necesario que se restablezca el funcionamiento de este mercado o en su defecto, se encuentre otro sistema de fondeo, para que el mercado hipotecario se recupere y las ventas de vivienda vuelvan a crecer sostenidamente.

Los riesgos
En consecuencia, la Reserva Federal ha disminuido el costo de los recursos de corto plazo para las entidades financieras a través de una reducción de 100 pb en la tasa de interés de descuento en el último mes. De esta forma busca dinamizar la oferta de recursos por parte de las entidades financieras para restituir el flujo hacia los tomadores de crédito hipotecario una vez comience a reestablecerse la demanda. Hasta aquí el mecanismo podría funcionar perfectamente y habría que aplaudir la decisión del FED hoy, pero hay grandes riesgos involucrados:

1. La posibilidad de que esa mayor liquidez termine dirigiéndose nuevamente hacia créditos de alto riesgo haciendo que la recuperación económica sea muy frágil.

2. La posibilidad de que la disposición de las entidades financieras a prestar recursos no se incremente rápidamente y termine generando presiones de reducciones adicionales en las tasa de interés del FED

3. Que se generen fuertes rallies en los precios de los commodities y se acelere el consumo en EE.UU. lo cual generaría rápidamente presiones inflacionarias que terminarían cerrando las posibilidades de una postura de política monetaria expansionista.

De todas maneras, es muy prematuro asegurar si la decisión del FED fue la más adecuada y será entonces importante evaluar los riesgos involucrados para analizar la medida. En ese sentido habrá que seguir muy de cerca los indicadores del mercado hipotecario, la evolución del consumo y de los commodities y confiar en que la inflación en EE.UU., así como sus expectativas, no tengan repuntes significativos.

Cualquier señal de que el canal sistema financiero–créditos hipotecarios no se restablece rápidamente, será interpretado como que la decisión fue insuficiente y las expectativas sobre crecimiento económico se tornarán nuevamente negativas, a menos que la Reserva Federal pueda seguir bajando las tasas de interés y ahí es donde entra a jugar la necesidad de que la inflación siga descendiendo.

 

*Investigaciones Correval

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?