| 4/19/2007 12:00:00 AM

Revaluación, problema para industriales

La Andi asegura que los empresarios han orientado sus estrategias hacia la productividad, búsqueda de nuevos mercados y cobertura de riesgos cambiarios, todo con el fin de afrontar el fenómeno de la revaluación. Las ventas de la industria crecieron 6,9%.

Los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) del mes de febrero, muestran que en el 2007 la actividad industrial continúa manteniendo una tendencia positiva, igual a la que se ha venido presentando en los últimos años.

“En los últimos años y en lo corrido del presente, el crecimiento de la producción y las ventas ha sido superior o cercano al 7%, hay además una alta utilización de la capacidad instalada, los pedidos están en un buen nivel y los inventarios son bajos. En consecuencia, prevalece un buen clima para los negocios. Todo esto ratifica nuestra percepción de que también el 2007 se vislumbra como un buen año para la industria manufacturera”, aseguró el presidente de la Andi, Asociación Nacional de Industriales, Luís Carlos Villegas, en su informe.

El documento muestra que en el caso de la demanda de energía, creció 5,2% en el primer trimestre del 2007. En materia de comercio exterior, el país registra exportaciones anuales superiores a US$24.000 millones y, para el primer mes del presente año, se mantienen crecimientos superiores al 8% y las importaciones para el mismo mes aumentaron 28,3%. A lo anterior se suma la buena dinámica del comercio interno (las ventas al por menor crecieron 15% en enero del 2007), el buen crecimiento (20,4% en el primer bimestre del año) en las licencias para la construcción y el crecimiento anual de la cartera financiera que, al cierre del primer trimestre, fue de 39,7%.

Los buenos crecimientos en la actividad productiva se han traducido en una alta utilización de la capacidad instalada la cual alcanza en febrero del 2007 un nivel del 80,2%. El panorama industrial favorable se manifiesta, además, en los pedidos, los cuales son calificados como altos o normales por el 91,5% de la producción industrial. Los inventarios también reflejan el buen comportamiento industrial debido a que éstos son considerados normales o bajos por el 80,3% de la producción industrial.

El documento asegura que en febrero del 2007, el 72,1% de empresarios califica la situación de su empresa como buena, lo que se compara con el promedio histórico (50%). Sin embargo un 43,8% de las empresas considera que mejorará en el inmediato futuro.

Los principales problemas de la industria colombiana en el primer bimestre del año son en su orden: costo y suministro de materias primas, tipo de cambio, baja demanda, competencia en el mercado, bajos márgenes de rentabilidad, falta de capital de trabajo, contrabando y competencia desleal, cartera y problemas de orden público.

La encuesta estableció que los sectores de mayor dinamismo en el primer bimestre fueron los de vehículos, repuestos para carros y madera.

La revaluación
A partir de los resultados de la encuesta se observa que el impacto de la revaluación sobre la actividad manufacturera es heterogéneo, debido a que el 53,8% de los encuestados manifiesta que el efecto es desfavorable y el 29,6% asegura que éste es favorable.

Por ello los empresarios han optado por enfrentar el fenómeno revaluacionista recurriendo a estrategias orientadas a compensar la revaluación con aumentos significativos en la competitividad de las empresas. “Las otras medidas corresponden más a la gestión administrativa incluyendo el uso de mecanismos de cobertura cambiaria y ajustes en la estructura de la deuda externa”, dice la encuesta.

En el caso de las empresas que se han visto afectadas positivamente por la revaluación las principales medidas que han tomado son la importación de materias primas y bienes de capital, la adopción de mecanismos de cobertura de riesgo cambiario, los aumentos en productividad, el prepago de deuda externa. Respecto a las empresas que se han visto afectadas desfavorablemente por la revaluación las principales estrategias son: aumento de productividad, la adopción de mecanismos de cobertura de riesgo cambiario, la búsqueda de nuevos mercados internacionales y la importación de materias primas. Puede decirse, entonces, que el empresariado colombiano ha venido enfrentando el proceso revaluacionista con todos los instrumentos propios de las actividades empresariales.

Control a remesas
De otra parte, el presidente de gremio de los industriales, dijo que las remesas familiares deben tener mayor control de las autoridades porque se ha detectado que mediante ese canal se están lavando activos de la mafia y el narcotráfico, por lo cual hay que “esculcar” con cuidado ese tema.

El dirigente gremial propuso que las autoridades exijan mayor información y hagan seguimiento a los remitentes y destinatarios de las remesas. La Andi también considera que la llegada de los dineros del exterior está incidiendo en la baja cotización del dólar.

Según datos del Banco de la República, en el último año ingresaron al país US$3.900 millones, por concepto de envíos que realizan los colombianos residentes en otros países para sus familias. Villegas sugirió que se haga mayor seguimiento a los envíos que no emplean los canales bancarios sino que se realizan mediante casas de cambio y otro tipo de intermediarios.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?