| 7/4/2008 12:00:00 AM

Rescate de rehenes no aseguraría TLC

El rescate en Colombia de los secuestrados por la guerrilla de las FARC no aceleraría la aprobación del postergado TLC entre Washington y Bogotá.


"Políticamente, simplemente no está en las cartas," dijo Peter Hakim, presidente de Diálogo Interamericano, un grupo enfocado en asuntos relacionados con el Hemisferio Occidental.

Soldados colombianos que se infiltraron dentro de las FARC convencieron al grupo guerrillero para que permitiera el traslado de los 15 rehenes en un helicóptero encubierto del Ejército, logrando el miércoles la liberación de 12 colombianos, entre ellos la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, y tres estadounidenses.

El rescate aumentó las esperanzas de la Casa Blanca de que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, reconsidere su oposición al tratado de libre comercio entre Estados Unidos y Colombia, reprogramando una pronta votación del acuerdo.

"Una de las cosas que ella dijo que le preocupaban era la seguridad en Colombia," indicó la portavoz de la Casa Blanca Dana Perino. "Mantenemos que, desde su elección, el presidente (Alvaro) Uribe, ha hecho un tremendo trabajo en mejorar la seguridad en Colombia," agregó.

Sin embargo, pese a que Pelosi aplaude el rescate, no disminuye sus preocupaciones acerca de la violencia que enfrentan los líderes sindicales en Colombia, informó el portavoz de la representante, Nadeam Elshami.

Además, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos aún considera que el Congreso y el Gobierno de George W. Bush deben hacer más para estimular la economía del país antes de enfocarse en el acuerdo comercial con Colombia, agregó.

El rescate es "obviamente algo maravilloso," dijo Thea Lee, directora de política de la confederación laboral AFL-CIO, fuerte opositor al tratado comercial ente ambos países.

"Sin embargo, no cambia las críticas que tenemos acerca de los desafíos que enfrentan los trabajadores colombianos, la actual violencia, las amenazas de muerte y la impunidad," dijo Lee.

En lo que va del año, 31 líderes sindicalistas han muerto asesinados en Colombia, en comparación con los 39 que murieron en todo el 2007, argumentó.

No obstante, la Casa Blanca sostiene que el número de asesinatos se ha reducido fuertemente desde que Uribe asumió el poder en el 2002, y que postergar la votación sobre el TLC con Colombia afecta principalmente a los exportadores estadounidenses.

Lo que se pierde en este debate es que Colombia ya cuenta con acceso libre de impuestos al mercado estadounidense, debido a un programa de preferencias comerciales establecido hace 17 años, dijo Sean Spicer, portavoz de la oficina de Representación Comercial de Estados Unidos.

Al bloquear la votación, sólo se logra evitar que los exportadores estadounidenses tengan el mismo trato en el mercado colombiano, agregó.

Por su parte, el representante de Diálogo Interamericano considera que el rescate "muestra cuán disminuida están las FARC, cuán exitosa ha sido la estrategia de Uribe (...). Sin embargo, este es un tema comercial."

El próximo presidente de Estados Unidos tendrá probablemente que abrir nuevamente las negociaciones en asuntos laborales con Colombia para obtener la aprobación del tratado de libre comercio, sostuvo.

El Washington Post opina

 Las preocupaciones de la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi que le llevaron a bloquear el tratado de libre comercio con Colombia "parecen mezquinas" a la luz del reciente logro del gobierno y fuerzas militares de ese país, dice el viernes el diario The Washington Post.

"Es el momento de liberar el libre comercio", sostiene la publicación en un comentario editorial titulado "Libres al fin: El espectacular rescate de rehenes en Colombia fortalece el caso del acuerdo de libre comercio".

Pelosi bloqueó el acuerdo indefinidamente alegando violaciones de procedimientos legislativos por la Casa Blanca, después que el presidente George W. Bush le enviara unilateralmente en busca de su aprobación al amparo de la ley de promoción del comercio conocida como "fast track".

La legisladora demócrata de California, como otros miembros de su partido, ha sido también una crítica del gobierno del presidente Alvaro Uribe, particularmente por su alegada falta de acción para resolver los asesinatos de dirigentes sindicales, una acusación que Uribe siempre ha refutado.

Luego del rescate de 15 rehenes el miércoles con una depurada operación de inteligencia que engañó a la guerrilla de las FARC, Uribe recibió felicitaciones y elogios de muchos en Estados Unidos, excepto Pelosi.

En su comentario sobre la operación, que rescató a tres estadounidenses, la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y 11 militares colombianos, la legisladora liberal no hizo mención alguna a Uribe ni su gobierno y dijo que la operación fue "la respuesta a las esperanzas y oraciones de muchos".

El diario, criticado por algunos republicanos por su tendencia liberal, afirma que "en vista de la determinación y competencia que el gobierno colombiano acaba de demostrar, las promesas del señor Uribe de satisfacer las preocupaciones legítimas (de Washington) merecen el beneficio de la duda".

Indica que ante el hecho de haberse realizado la operación sin un solo disparo y haberse puesto fin al cautiverio de años de esos rehenes, "Europa, Estados Unidos, así como Colombia, han contraído con esos hombres bravos y capaces, y su comandante en jefe, el presidente Alvaro Uribe, una enorme deuda de gratitud".

El Washington Post opina que las políticas de Uribe "han reducido drásticamente la violencia y asesinatos en general, incluyendo la muerte de sindicalistas" en Colombia por lo que los argumentos de Pelosi, que "nunca han sido muy convincentes, parecen mezquinos, de hecho, a la luz del más reciente logro colombiano".

 

Agencias

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?