| 6/17/2011 8:20:00 AM

Remesas expanden la bancarización en América Latina

Un estudio elaborado por Visa reveló la existencia de una extensa área de oportunidad para la inclusión de beneficiarios al sistema financiero en América Latina.

En 2010 se registraron 15 millones de receptores de remesas en Latinoamérica y los envíos sobrepasaron los US$ 58.000 millones, en su gran mayoría este dinero no permanece en el sistema bancario, ya que es retirado rápidamente como dinero en efectivo.

Según cifras aportadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 2009, las remesas familiares a América Latina y el Caribe superaron los US$ 58.000 millones. Colombia alcanzó la cifra de US$ 4.134 millones, siendo el tercer país en la región que más envíos de remesas recibe, detrás de México (US$ 21.132 millones) y Brasil (US$ 4.746).

En Latinoamérica, según el estudio, la gran mayoría de los receptores de remesas son amas de casa, más de la mitad generan sus ingresos trabajando como empleadas o comerciantes informales. La mayoría de los hombres que reciben remesas son, en su mayoría, obreros y empleados y en menor medida tienen su propio negocio. Entre los receptores más jóvenes, tanto hombres como mujeres, hay estudiantes.

“Colombia está dentro de los principales países receptores de remesas. Nos hemos dado cuenta que hay mucha similitud entre los clientes de remesas latinoamericanos, un componente mayor de mujeres, esposas que se quedan con los hijos, pero también hay un componente importante de mujeres que emigraron, sobre todo a España”, aseguró Brayan Peralta, director ejecutivo de Productos de Remesas para Visa Inc.

Visa, en convenio con el Banco Caja Social, tienen a disposición de los usuarios la tarjeta Visa Giro, que permite que los clientes puedan administrar los envíos de remesas a través de una tarjeta débito.

“El banco que te va a ofrecer el producto en Colombia va a tener acuerdos con entidades que captan los fondos en el extranjero, ya sea una caja de ahorro en España o una entidad en Estados Unidos, que ofrecen el servicio de envío, lo que establece el banco en el país destino es el mecanismo de distribución de esos fondos, tienen la opción de ofrecerte el efectivo cada vez que lo recibas u ofrecerte una cuenta o una tarjeta prepagada que te permite recibir esos fondos”, agregó Peralta.

Brayan Peralta asegura que con este producto “generamos competencia, eficiencias, nuevas oportunidades de negocios para promover la reducción de costos. Los costos de remesas se han reducido y mucho tienen que ver los productos como Visa Giro”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?