| 11/16/2011 1:17:00 PM

Reducirán 120 títulos mineros en zonas de páramo

El director del Instituto Colombiano de Geología y Minería, Óscar Paredes, explicó que hay 630 títulos que se superponen total o parcialmente sobre ecosistemas de páramo.

Del total, "ya van 120 trabajados con las compañías para excluirlos de las zonas de páramo y se va a hacer lo propio con los demás".

La Ley 1382 de 2010 que modificó el Código de Minas prohíbe las actividades mineras en zonas protegidas como páramos, humedales Ramsar y parques naturales. La norma fue declarada inconstitucional por parte de la Corte, pero tiene dos años más de vigencia.

Ingeominas ya había otorgado cientos de títulos y existe la discusión sobre si es legal o no revocarlos, debido a que se afectaría la confianza inversionista por cambios en las reglas de juego.

El caso más representativo sobre el tema es el de la multinacional canadiense Greystar Resources (Ahora Eco Oro Minerals), que debió retirar su solicitud de licencia ambiental porque su proyecto Angostura, en Santander, cubría en gran parte el páramo de Santurbán.

"Sobre el parque Yahohé Apaporis, se ordenó evacuar toda actividad para preservar la zona", agregó el funcionario. Este título fue otorgado después de haber sido declarado el parque nacional natural.

Paredes recordó que el Gobierno podrá delimitar las áreas de interés con potencial minero para preservarlas y posteriormente subastarlas entre inversionistas.

Finalmente, señaló que el sector minero produce el 20% de las regalías totales del país, que equivale a unos $1,5 billones.

Del total, el 80% proviene del carbón, mientras que el 16% corresponde al níquel y el restante a los demás minerales.

Las declaraciones las ofreció durante la rendición de cuentas del sector minas y energía, que tiene lugar este miércoles en Bogotá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?