| 12/11/2008 12:00:00 AM

Receta del FMI para Colombia

Minimizar los requisitos al financiamiento externo, mantener la disciplina fiscal, quitar exenciones, ampliar el IVA y eliminar el 4 x 1.000, recomienda el FMI.

En mayo de 2007 el economista Benedict Clements llegó por primera vez a Colombia como jefe de la misión del Fondo Monetario Internacional que hacia su visita rutinaria al país para analizar la evolución de la situación fiscal y de la economía en general.

 

“Tenía mucha expectativa porque siempre se ha hablado bien de este país por la calidad de sus economistas, de los estudios que realizan entes como el Banco de la República y la disponibilidad de los funcionarios del gobierno, que es algo que no es muy común en otros países”, afirmó el saliente jefe de la misión del FMI que cerró la última vista a Colombia el pasado viernes 7 de noviembre.

 

Benedict Clements reveló a Dinero.com que ya no seguirá en la misión que viene a Colombia y ahora pasará a liderar los grupos que tendrán que hacer las evaluaciones a economías como la de Brasil.


Tras año y medio en el que estuvo revisando la evolución colombiana destacó como las autoridades, en especial el Banco de la República, adoptó las medidas necesarias para buscar un aterrizaje suave y permitir que hoy la economía colombiana sea una de las más sólidas de América Latina en medio de la turbulencia internacional que amenaza con llevar a una profunda recesión a varios países de la región y del mundo.

¿Cómo ve el Fondo Monetario Internacional la situación de Colombia en medio de la turbulencia internacional?
Colombia, como muchos países de la región, ha sido afectada por la situación internacional y es muy difícil escapar a los efectos de la turbulencia mundial.

El impacto hasta el momento ha sido sobre el tipo de cambio, la bolsa de valores y en el spread de la deuda.

También es fuerte el impacto en los países productores de bienes básicos. Una consecuencia ha sido la caída del crecimiento mundial que afecta el consumo de productos colombianos y también ha repercutido en los precios de materias primas como el petróleo, que sirvió en años pasados para fomentar el crecimiento.

En lo que ha sido menos golpeado hasta el momento es las líneas de crédito externo, pues no han sido aún cerradas otros en países, ni tampoco tiene problemas de presiones sobre liquidez.

¿Qué explica que le impacto sea menor en Colombia frente a otros países de la región?
Por que en muchos sentidos los fundamentos sólidos de la economía colombiana no han cambiado. El país tiene buenas políticas, el Banco de la República mantiene su compromiso fuerte de bajar la inflación en el largo plazo, hay un plan de mediano plazo fiscal que es creíble en materia de reducción de la deuda y mantener la disciplina en los gastos. Los fundamentos domésticos no han cambiado y los aumentos en los spread se debe a una tendencia de aversión al riesgo que ha golpeado a todos los países por igual.

¿Colombia no sufrirá por acceso a crédito externo para el próximo año?
Una parte de la estrategia del gobierno es financiarse con bancos multilaterales el año que viene y eso explica porque el gobierno no va a tener la necesidad de financiamiento del sector privado externo para el 2009 lo que ayuda a blindar al país de ese encarecimiento que hay de la deuda en el exterior. El gobierno nos reiteró el compromiso de cumplir las metas fiscales del próximo año.

¿Cómo califica la situación de Colombia frente a otros países de la región. Está demasiado bien o está en riesgo?
Es muy difícil decirlo con certeza porque los efectos en cada país han sido diversos y no hay una impacto único para todas las economías. Lo que si le puedo decir es que Colombia no ha sido afectada aun en materia de recorte de líneas de crédito y de liquidez pero ha sido castigada por la caída de los precios de productos básicos de exportación y en especial de materias primas como el petróleo.

¿Cuáles son los riesgos para Colombia?
Los riesgos son externos. Agudización de la crisis financiera internacional y el impacto que tendrá sobre el crecimiento global y de los socios claves. El riesgo de menores precios de los productos de exportación y el deterioro de la situación de Venezuela.
El gobierno está mirando con mucha atención todos estos riesgos para anticiparse a cualquiera de esas coyunturas.

Por fortuna lo que protege a Colombia es que tienen un tipo de cambio flexible que le permite maniobrar en momentos de choques externos y las cuentas externas públicas y privadas no están expuestas a volatilidades cambiarias.

Pero los riesgos mencionados son externos. ¿Internamente no existen?
No. El marco económico colombiano es muy sólido. Por ejemplo hay un compromiso muy fuerte de disciplina fiscal para limitar el déficit lo que implica que habrá mayor espacio para inversión privada. Además está el Banco de la República muy atento a los indicadores líderes para el manejo de la política monetaria y existe un sistema financiero saludable. Los riesgos domésticos son manejables.

Mientras al FMI le hablan de disciplina fiscal, el presidente Uribe dice en foros públicos que no cree en estabilidad fiscal mientras haya tanta pobreza.


Más que declaraciones nosotros miramos el Marco Fiscal de Mediano Plazo que es hecho por el gobierno y que incorpora una gran disciplina fiscal. En los últimos años hemos visto como se ha logrado reducir el déficit y con relación al PIB está en niveles de cualquier país con grado de inversión.

¿Y las declaraciones del Presidente Uribe?
Los economistas analizamos cuáles son los objetivos del gobierno y Colombia tiene un récord muy bueno de cumplir con las metas fiscales. Los planes del gobierno son muy importantes porque de hecho han indicado las intenciones de las autoridades que hemos visto como en los últimos años las han cumplido.

¿En últimas la crisis cogió a Colombia bien parada?
Hemos notado que Colombia ha dado pasos muy importantes para enfrentar la crisis financiera. El nivel de reservas internacionales es alto, el financiamiento está asegurado, hay líneas de crédito de Bancoldex en caso de problemas de liquidez. Todo esto ha sido muy importante para reforzar la confianza de los mercados y en nuestra evaluación Colombia está bien preparada para enfrentar la crisis.

¿Colombia es el país más sólido de América Latina?
Es uno de los países más sólidos. La deuda pública está baja y las reservas internacionales muy fuertes. Además tiene un marco macroeconómico en el que la gente puede confiar y tiene unas autoridades vigilantes de lo que está pasando y pensamos que se puede hacer más para blindarse frente a las turbulencias internacionales.

La nueva receta del FMI

¿Qué se debe hacer para controlar la inflación?
Lo que hemos visto en el mundo es un choque negativo en los precios de hidrocarburos y de alimentos lo que ha hecho incumplir a los países que tienen meta de inflación.

 

Lo que se debe hacer es ajustar la política monetaria con la idea de reducir la inflación de largo plazo. Esto es lo que ha hecho el Banco de la República promoviendo un aumento de 400 puntos básicos en las tasas de interés. Creo que esa es una política correcta y se los resultados son evidentes en materia de desaceleración del crédito y de un aterrizaje suave.

 

Esa es la política que hay que mantener y no hay una fórmula mágica para bajar la inflación. Hay que reducir las presiones por el lado de la demanda.

Esperamos que haya una caída de la inflación en 2009 porque las proyecciones del FMI dan una baja sensible en los precios de los alimentos en todo mundo el próximo año.

¿ Aún no es hora de bajar tasas de interés?
Lo que yo le puedo decir es que el Banco de la República está monitoreando lo que está pasando con la actividad domestica, los indicadores líderes y los mercados internacionales. Ellos han mostrado un buen manejo de política monetaria.

¿Cuál es la recomendación en materia fiscal?
En estos momentos de incertidumbre de los mercados globales es indispensable minimizar los requisitos de financiamiento externo. Cuando hay nerviosismo en los mercados suben los spread y los mercados creen que va haber presiones adicionales en los mercados internos lo que afectaría las tasas de los TES.


Yo creo que el gobierno colombiano va por ese camino y está comprometido con la disciplina fiscal. Los mercados entienden que no habrá presiones en el mercado interno y eso tranquiliza.

¿Para lograrlo se necesita mantener apretado el cinturón?
Si eso es claro. Se deben mantener las metas fiscales y ese es un compromiso del gobierno lo que da confianza a los mercados y en este momento eso es muy importante en medio de la turbulencia.

¿Llegó la hora de una nueva reforma tributaria?
Nosotros seguimos pensando y le recomendamos al gobierno que valdría la pena una reforma para reducir exenciones, ampliar el IVA y eliminar el impuesto bancario.

¿Cuál es la recomendación en el manejo de la tasa de cambio?
Nuestra recomendación es mantener el tipo de cambio flexible que ha demostrado se muy positivo y que le ha permitido a Colombia enfrentar choques externos.

¿En materia del sistema financiero y de política crediticia qué se debe hacer para evitar una crisis como la de 1999?
Las cifras del sistema financiero muestran un sector saludable y se tiene que mantener las políticas para evitar que se dañe. El crecimiento del crédito está en niveles sanos y hay un monitoreo muy cuidadoso del sistema. Hoy hay menos vulnerabilidad que hace 10 años. Un buen comportamiento del sector financiero pasa necesariamente por un buen manejo de la macroeconomía.

¿En materia de salarios cuál es la recomendación para el ajuste de 2009?
Siempre hemos tenido la posición de que es necesario hacer ajustes del salario mínimo consistentes con la meta de inflación. Desde nuestro punto de vista una inflación baja es clave para el crecimiento económico de largo plazo.

¿Cuál es la recomendación para reducir la pobreza?
Para reducir la pobreza es necesario crecer, bajar la inflación y tener buenas políticas macroeconómicas. Yo no veo conflicto entre disciplina económica y el objetivo de reducir la pobreza.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?