| 11/14/2008 12:00:00 AM

Ratifican propiedad de la marca Juan Valdez a favor de los cafeteros colombianos

Bogotá- Después de un proceso que duró más de dos años, el Registro de Propiedad Industrial de Costa Rica ratificó la propiedad de la marca Juan Valdez y su notoriedad, cuya titularidad es de la Federación Nacional de Cafeteros, gremio que representa los intereses de más de 500 mil familias productoras del grano en Colombia.

De acuerdo con la Resolución No. 123 de 2008, la Autoridad Competente en materia de marcas declaró que Juan Valdez es una de aquellas marcas de excepcionalísimo reconocimiento y reputación mundial y, por tanto, merece una protección especial, que consiste en la imposibilidad de ser imitada, explotada o apropiada por terceros, aun para productos o servicios diferentes al café.

Con estos argumentos el Registro Nacional decidió declarar sin lugar la solicitud de cancelación por falta de uso de la marca Juan Valdez, como lo pidió el Grupo Café Britt. Por medio de este proceso, iniciado en agosto de 2006, la firma costarricense, pretendía deslegitimar la acción de competencia desleal instaurada por la Federación con ocasión del uso de la marca en unas camisetas que incluían la expresión “JUAN VALDEZ DRINKS COSTA RICAN COFFEE”. La firma Café Britt argumentó que la marca JUAN VALDEZ no era usada en el territorio, y por tanto debía ser cancelada para que los terceros la usaran o registraran.

No obstante, el Registro Nacional explica en sus argumentos la supremacía de la reputación y antigüedad de la marca sobre su falta de uso en Costa Rica, dejando claro que, nadie, aparte de su titular, tendría un legítimo interés en explotarla o registrarla.

(Red de Información Cafetera)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?