| 9/26/2008 12:00:00 AM

Quiebra el Washington Mutual

JPMorgan adquirió activos bancarios de Washington Mutual. Las autoridades tuvieron que cerrar el banco y el FDIC (Fogafín gringo) tomó el control del mismo.

JPMorgan Chase & Co. Inc. llegó a un acuerdo el jueves para adquirir los depósitos y algunas de las divisiones de Washington Mutual Inc., después que reguladores federales incautaron la mayor caja de ahorro del país.


El acuerdo representa la segunda ocasión en seis meses que JPMorgan Chase asume el control de una institución financiera agobiada por malos préstamos hipotecarios. El trato le costará US$1.900 millones a JPMorgan Chase. El banco indicó a través de un comunicado que planea amortizar un portafolio de préstamos de Washington Mutual calculado en US$31.000 millones.


Cuatro bancos presentaron ofertas de compra por WaMu y fue JP Morgan el que finalmente lo adquirió. JP Morgan adquiere entonces todas las operaciones bancarias de WaMu, las cuales incluyen US$307 billones de en activos y US$188 billones en depósitos. Para entender la dimensión del siniestro, antes de la quiebra de WaMu el banco más grande en quebrarse había sido Continental Illinois con 40.000 millones en activos (1984). WaMu se convierte entonces en el decimotercer banco en quebrarse este año y es la segunda compra que hace JPMorgan después de la Banca de Inversión Bear Stearns.

 

 JPMorgan dijo que saldría al mercado a vender US$8.000 millones en acciones ordinarias para capitalizarse, dado que dentro de esos 307.000 millones de activos que adquiere de WaMu, se encuentran todos los activos tóxicos; cabe recordar que WaMu era el segundo financiador de opciones en hipotecas ARM (en tasa variable).

Un aspecto positivo es que la venta a JPMorgan Chase impide que se agoten los fondos del FDIC, pero ese detalle apenas bastará para aliviar las tribulaciones de los consumidores que ven reducirse el crédito y disminuir sus portafolios en medio de la crisis financiera más profunda desde la gran depresión de la década de 1930.

Debido al galopante deterioro de los créditos hipotecarios otorgados por WaMu y otros bienes no productivos, JPMorgan piensa descontar con cargo a pérdidas el portafolio hipotecario de WaMu en unos 31.000 millones de dólares, una cifra que podría variar si el gobierno federal procede con su plan de rescate y JPMorgan decide utilizar esa oferta.

"Apoyamos lo que el gobierno está haciendo, pero no dependemos de ello. Lo habríamos hecho de todos modos", dijo el director general de JPMorgan, Jamie Dimon, en una conferencia telefónica el jueves por la noche refiriéndose a la adquisición. Dimon dijo no saber si JPMorgan aprovechará el rescate financiero.

WaMu es la segunda adquisición que hace JPMorgan este año de una institución financiera grande abrumada por las malas apuestas hipotecarias. En marzo, adquirió el banco de inversiones Bear Stearns Co. por 1.400 millones de dólares, además de 900 millones en acciones antes del acuerdo a fin de asegurárselo.

JPMorgan pasa ahora a ser el segundo mayor banco de Estados Unidos después del Bank of America Corp., que recientemente adquirió Merrill Lynch en un vértigo de acontecimientos que incluyó la quiebra de Lehman Brothers Holdings Inc. y de American International Group Inc., el mayor asegurador del mundo.

La caída de WaMu se había anticipado desde hace tiempo debido a las fuertes pérdidas de la compañía en el mercado hipotecario.

Agencias

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?