| 7/16/2012 6:00:00 AM

¿Qué vamos a exportar con tanto TLC?

El presidente de la Asociación Nacional de Exportadores, pide hacer un alto en el camino en la carrera frenética de negociar acuerdos comerciales, indica que el efecto podría ser perverso y los beneficios de una sola vía y no precisamente a favor de Colombia.

Según el presidente de Analdex, Javier Díaz, no hay una verdadera oferta exportable para abastecer los mercados internacionales que se han mencionado como China, África, China, Australia, Kenia, entre otros.

El dirigente gremial pide hacer un alto en el camino, después de finalizar el proceso con Europa para evaluar exactamente qué vamos a exportar y las posibilidades reales de saber cómo vamos a llegar a ciertos mercados.

Díaz indica que el proceso con Canadá va lento, pero seguro. “Con este país no teníamos un relacionamiento importante, así que todo lo que hagamos es provechoso, va lento, pero vamos conociendo el mercado”.

El pecado de Colombia ha sido estar tan dedicado al mercado de Estados Unidos, donde se vende bastante volumen y a menos precio y que esto será una gran barrera a la hora de llegar a otros mercados tan importantes como Europa. “Hoy no tenemos oferta exportable, porque no tenemos política productiva, y lo que nos han presentado como Programa de Transformación productiva, eso no es”, dijo.

A cambio si ve grandes oportunidades en mercados como Costa Rica, República Dominicana. En la lista de los acuerdos que sí sirven, también incluye Europa, y hasta ahí. Para Díaz, por ahora, el resto sobran.

“Ahí debemos hacer un alto para mirar qué es lo que verdaderamente vamos a vender o si no estos acuerdos pueden resultar en una sola vía, podríamos empezara reemplazar producción interna, por productos importados, que de hecho ya lo estamos viendo, muchos han reducido su producción y prefieren importar”, precisó a Dinero.com.

Considera que en 2014, cuando se disfruten plenamente los beneficios del tratado de libre comercio con Europa, el fantasma de la crisis se haya alejado. “Tenemos que entender que es un mercado con un patrón de consumo muy diferente al de Estados Unidos, que es en lo que nos hemos concentrado. Allá no se llega con grandes volúmenes, el precio es secundario frente a calidad y valor agregado, los empresarios pretenden vender lo mismo en Europa y en Estados Unidos y ese no es el camino”, asegura.

Díaz resalta que llegar a Asia es mucho más complejo, porque primero hay que conocer el mercado, los empresarios de esa región no cierran un negocio al día siguiente de conocer al exportador.

Indica que hay sectores como las flores que están incursionando en algunos países, pero todavía casos muy aislados, lo que me preocupa es nuestra oferta exportable y nuestra diversidad es muy limitada, Según Díaz nosotros podemos ser muy buenos en un producto, pero a los cinco años nos copian y nos superan, porque la locomotora de la innovación sigue en el papel.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?