| 3/14/2008 12:00:00 AM

“¿Qué pasa si no me muero?”

El ahorro pensional es necesario para tener vidas largas sin ingresos. La llegada del ING al país creará una nueva ola de competencia en los fondo de pensiones. Los nuevos productos y las estrategias del grupo.

“¿Qué pasa si me muero?” Esa era una de las preguntas de finanzas personales que más angustiaba a las personas en la década de los noventa, dice Jorge Ramos, presidente en Colombia del fondo de pensiones del banco holandés ING. La preocupación estaba en evaluar cómo quedarían los hijos y la familia cercana si faltaran los ingresos de uno de los padres. Para tranquilizarse frente a esa circunstancia, la acción en ese momento era la de tomar seguros

La pregunta que agobia a las personas en este decenio, señala, es en cambio “¿qué pasa si no me muero?” Ahora la preocupación tiene que ver con otro tipo de efecto sobre las finanzas de las familias: quién ve por las personas mayores que no tienen ingresos y que viven por mucho tiempo. La forma de enfrentar esa incertidumbre, sostiene, está en los productos que ofrecerá esta compañía en Colombia y que combinan fondos de pensiones y seguros. Por eso en el momento discuten con la Superintendencia Financiera para establecer productos de renta vitalicia variable y de ahorro y seguros en el mercado local.

La estrategia del fondo de pensiones ING, señala Ramos, tiene una guía. “El objetivo es convertirse en el líder en la región en fondos de pensiones y productos de retiro, esto es, ahorro de largo plazo”.

El fondo de pensiones que se instaló en Colombia cuando el grupo compró la administradora de pensiones y cesantías del Banco Santander, planea ofrecer masivamente sus productos a una base de clientes amplia. “Vamos a desarrollar productos para todo tipo de clientes”, dice Ramos. En ese sentido, están cerca de cerrar una alianza con una entidad financiera que permitirá ofrecer crédito de vivienda a los clientes del fondo de cesantías. Para un segmento de ingresos más altos, planean ofrecer portafolios de inversiones en el exterior.

También establecerán multifondos para las pensiones obligatorias. Este esquema, bien conocido en Chile, por ejemplo, permite que los ahorradores tengan opciones de inversiones más conservadoras o más arriesgadas para administrar el dinero de su jubilación. Por ahora, le han hecho propuestas a la Superfinanciera para que la regulación colombiana en esta materia incorpore lo mejor de lo que hay en el mundo en legislación sobre este tipo de carteras colectivas.

Dos tendencias
En materia de administración de fondos de pensiones, el presidente de ING encuentra dos tendencias importantes en el mundo, que determinarán el futuro de los negocios financieros.

Una tendencia es la sofisticación del mercado de capitales. En el futuro se ofrecerán nuevas alternativas de inversión como derivados, o estructuras para financiar infraestructura.

La segunda tendencia es que las inversiones en el exterior ganen importancia. Las inversiones domésticas se usan para conformar lo que llaman un portafolio estructural, es decir unos títulos que se compran y se venden muy poco. Con eso, los administradores de fondos terminan obteniendo portafolios muy parecidos y rentabilidades similares.

Además, comprar y vender los títulos de inversión se vuelve un problema muy complejo, porque por cuanta de su tamaño, una jugada de un fondo de pensiones afecta los precios de los activos. Cuando un fondo sale a vender un tipo de papel específico, el precio de ese título baja fuertemente. Por eso cualquier movimiento debe ser muy gradual.

Con esa perspectiva, las inversiones en el extranjero son cruciales para diferenciar los fondos. Con mercados mundiales enormes, las compras o ventas de un fondo no tienen ningún efecto sobre los precios, y por eso el portafolio de trading (el no estructural que está compuesto por papeles que se compran y se venden todos los días a gran velocidad), debería hacerse en títulos internacionales.

“Estas inversiones pueden cambiar la rentabilidad fuertemente”, señala Ramos. Por eso, los fondos que tengan tesorerías capaces de administrar con éxito portafolios globales, pueden ofrecer un mayor retorno a sus ahorradores y productos bien diferenciados para personas con perfiles de riesgo distintos.

Para manejar su portafolio global, ING tiene a ING que cuenta con tres equipo separados en Europa, Estados Unidos y Asia. En opinión de Jorge Ramos, esa es una de las grandes fortalezas de este fondo de pensiones que sin duda iniciará una nueva época de competencia entre los administradores de pensiones del país. El ING es el segundo administrador de Fondos de Pensiones de mayor tamaño en América Latina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?