| 6/3/2011 11:35:00 AM

¿Qué hacer mientras construyen las carreteras?

Qué deben hacer los empresarios para mejorar su productividad mientras se construye la infraestructura que requiere el país. Esa es la pregunta que contestan los presidentes de ISA, Colcafé y el Consejo Privado de Competitividad, profesores de la universidad Eafit y altos ejecutivos de Sofasa y Asocolflores.

La solución no está en comprar más máquinas, está en capacitar a las personas para que las aprendan a manejar. De esta forma, Rosario Córdoba Garcés, presidenta del Consejo Privado de Competitividad, ilustró parte del rezago que tiene Colombia en capacitación y que afecta sensiblemente la productividad del país, el tema central del primer Foro Eafit-Dinero.com, realizado el jueves 2 de junio en la Universidad y que se centró en la competitividad exportadora.

 

Y si se refirió a esta temática es porque, en opinión de la directiva, existen dos temas esenciales en los que el país debe centrar su atención con miras a posicionarse como una de las economías más fuertes del continente: la innovación y la capacitación de su gente, punto que debe ser acompañado por un fortalecimiento de la relación universidad, empresa y Estado.

 

Con la presencia de Juan Luis Mejía Arango, rector de Eafit; Santiago Gutiérrez Viana, director de Dinero.com; Luis Fernando Alarcón, gerente de ISA; Marcos Ossa Ramírez, director regional de Asocolflores; José Eusebio Arango, presidente de Colcafé; Pablo Urrego, secretario general de Sofasa; Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad; y los docentes Francisco López Gallego, decano de la Escuela de Administración; Juan Felipe Mejía Mejía, jefe del Departamento de Economía; Maria Alejandra González-Pérez, jefa del Departamento de Negocios Internacionales, y Jesús Botero García se cumplió esta actividad en la que se discutieron formas de mejorar aceleradamente la productividad.

 

La discusión se planteó alrededor de preguntas como ¿qué tienen que hacer los empresarios para que mejore la productividad?, ¿Se puede hacer de Colombia un país desarrollado en una generación? y ¿Si se dependiera solo de las decisiones de los empresarios qué se haría para ser más competitivo?

 

A partir de estas inquietudes, conceptos como innovación, mejoramiento del recurso humano y sostenibilidad fueron subrayados por los asistentes.

 

Los promotores del foro invitaron a los empresarios a formular soluciones dejando de lado, por ejemplo, factores como la infraestructura, la revaluación o la aprobación de la regla fiscal, asuntos que son propios del gobierno nacional y que la mayoría de ocasiones son referidos por los representantes de las compañías como los únicos que ponen tropiezos a la productividad.

 

Experiencias de empresas
Las cifras de productividad en el país, comparadas con otras naciones, no muestran un presente positivo, no obstante, en opinión del profesor Jesús Botero, docente del departamento de Economía de Eafit, hay un horizonte amplio. “Tenemos una tarea grande por hacer, ya Venezuela nos ocupó mucho la atención, pero el país está empezando a soñar”, sostuvo al tener como base cifras de exportación, en las que mostró que en 2010 estas crecieron más de un 20%.

 

Por su parte, Santiago Gutiérrez, director de Dinero.com, comentó que el problema del país en materia de productividad es, en muy buena medida, un problema de gerencia de las empresas. De usar las herramientas como diversificación de mercados, relocalización o reducción de costos.

 

La jefe del Departamento de Negocios Internacionales, Maria Alejandra González-Pérez, destacó que las exportaciones podrían ser consideradas como un primer paso interesante para conseguir la presencia de las empresas nacionales en el exterior, pero señaló con ejemplos de Leonisa, ISA y Nutresa, entre otros, que la forma más eficiente de operar la consiguieron estas firmas cuando adquirieron o establecieron centros de producción en otros países.

 

Con ella concordó el presidente de Colcafé, José Eusebio Arango. “Era imposible exportar productos de chocolate desde Colombia, pues los costos eran muy altos. Es que hay mercados en los que hay que instalar plataformas productivas porque exportar sale muy costoso”, dijo. 
 

A su vez, Luis Fernando Alarcón, gerente de ISA, recordó lo indispensable de la infraestructura para su sector, de hecho un país como Colombia, que es muy competitivo en energía eléctrica, no podría pensar en exportar si no existe conectividad. Además, el directivo anotó que, a partir de la apertura que se dio hace unos 20 años, se forzó a las empresas a mirar hacia afuera, algo que ISA aprovechó e hizo que diversificara el negocio.

 

En cuanto al tema de las flores, Marcos Ossa Ramírez, director regional de Asocolflores, especificó que este es un sector muy diferente y que la ventaja que se tiene en Colombia se relaciona con estar en el trópico y con el clima. Según su opinión, para el tema de productividad, la reconversión tecnológica debe estar al servicio de la competitividad y aseveró que es obvio que se necesita más investigación y más desarrollo.

 

El presidente de Colcafé, José Eusebio Arango, destacó el efecto de la innovación y los programas de sostenibilidad en los resultados financieros y exportadores de la compañía. Nutresa recibe 8.000 ideas anuales de sus empleados para mejorar procesos. De ellas implanta con éxito casi 2.000. Los resultados, además de reducciones importantes de costos,  están en aspectos como el desarrollo de un café soluble que venderá la cadena Starbucks.

 

También compartió su experiencia Pablo Urrego, secretario general de Sofasa, quien manifestó que uno de los puntos a favor de su compañía es que se incentiva al personal mediante capacitaciones para que aporte ideas. “La clave es el capital humano”, dijo y agregó que otro de los éxitos de Sofasa es la apuesta hecha a la alianza universidad, empresa y Estado, y a la especialización de muchos de sus productos. Su meta, reducir en 1.000 euros el costo promedio de los vehículos producidos en el país.

Trabajo grande por hacer
La presidenta del Consejo Privado de Competitividad mostró cifras que evidencian la brecha tan grande que hay en Colombia en temas de innovación con respecto a Estados Unidos. Ahí aparecen sectores como agricultura, industria, comercio, transporte y comunicación, donde se es menos productivo. “Este aspecto lleva a pensar, ¿cómo voy a competir con esos países si se siguen aprobando tratados?”

 

Precisamente, Córdoba Garcés planteó que, por eso, es necesario seguir invirtiendo en investigación y desarrollo, pues si hay más competitividad habrá mejor calidad de vida para la población. “Preocupa que estemos en el puesto 68 en el Foro Económico Mundial en cuanto a este tema”.

 

Al tema aportó la docente Maria Alejandra González-Pérez, jefa del Departamento de Negocios Internacionales, quien habló de especialización de las industrias y recalcó en la sostenibilidad, a lo que todos comentaron que este ya no es un factor diferenciador de las empresas, sino un aspecto necesario.

 

A lo anterior, Rosario Córdoba manifestó que toda empresa que quiera sobrevivir tiene que ser sostenible ambiental y socialmente.

 

Finalmente, Juan Felipe Mejía, jefe del Departamento de Economía, enfatizó que aunque no se puede esperar a que se construya la carretera se requiere de un consenso con el Gobierno para que haya reducción de gastos en las exportaciones y se mejore la productividad.

 

Jesús Botero consideró, de otro lado, que se necesita una inteligente reducción de costos y una capacitación del recurso humano.

 

Todos los asistentes reconocieron las ventajas de la rueda de negocios Tecnnova y de la relación universidad, empresa y Estado, algo que calificaron como fundamental, pues a muchas empresas les ha permitido integrar la innovación a sus procesos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?