| 11/9/2011 6:00:00 PM

Puja billonaria

Volvo, Mercedes Benz y Chevrolet se pelean los nuevos contratos del Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá. Son más de 3.500 buses, que valen $4 billones.

Un negocio está acaparando la atención del mundo transportador en las grandes ciudades del país. Al reinado que tienen hasta ahora Volvo, Scania, Mercedes Benz y Chevrolet en los sistemas masivos de transporte les salieron nuevos competidores del Lejano Oriente: Hino, de Japón, y Yutong, de China.

Estas dos compañías están haciendo todo lo posible por morder parte de este mercado que crece de manera exponencial. Colombia es, después de Brasil, el país más dinámico en este tipo de solicitudes en América Latina.

El Sistema Integrado de Transporte Público (Sitp) de Bogotá, que le dirá adiós a las busetas y colectivos a partir de abril de 2012, necesita 2.200 nuevos alimentadores o buses padrones cuyo valor oscila entre los $500 millones y $600 millones la unidad. A esto hay que sumar los 66 articulados y 270 biarticulados que requiere la Fase III de Transmilenio y que entraría en operación en el primer semestre del año entrante. En el caso de los articulados, el valor de cada unidad se acerca a los $800 millones. En resumen, en solo estos dos negocios están en juego $4 billones.

Pero ahí no terminan los jugosos contratos. Los buses de la Fase I y II del sistema masivo en Bogotá están llegando al fin de su vida útil (un millón de kilómetros) por lo que ya empresas como Volvo prevén una reposición de 1.300 articulados y cerca de 500 alimentadores. Esto podría valer más de un billón de pesos.

“De los 9.000 buses que se podrían vender a 2020 en el país, Volvo quiere vender 50%, es decir unos 4.500. En ciudades como Cali, ya recibimos pedido de 140 articulados y estamos trabajando con 6 de las 7 empresas del Sitp de Bogotá”, dijo Ediltron Temporal Gomes, gerente de Buses Volvo.

Ese mismo optimismo lo comparte Jorge Londoño, vicepresidente de sistemas integrados de Daimler (Mercedes Benz), quien asegura que en lo que queda de 2011 se deben estar cerrando los pedidos con las compañías operadoras del Sitp y Transmilenio.

Para cumplir con las expectativas del mercado, Mercedes inauguró en Colombia una planta ensambladora, en asocio con la firma Dana, que hará el ensamblaje del modelo Atego.?En el caso de Chevrolet, la compañía lanzó una nueva versión del busetón NQR para satisfacer la demanda del Sitp. “Creemos que en el primer año de operación del sistema entrarán unos 2.500 busetones y queremos que al menos la mitad sean Chevrolet”, dijo Ilich Castro, gerente de mercadeo de buses de esa empresa. La compañía estadounidense también negocia con los operadores para repotenciar parte de la flota actual en Bogotá, que tiene pocos años de operación.

Desembarco oriental

Sin embargo, esta hegemonía europea y estadounidense puede tambalear si le resultan las cosas a Hino, filial de Toyota que ofrece dos buses padrones de alta tecnología que comercializa Praco-Didacol. “Hino montó una planta en Cota, Cundinamarca, previendo el crecimiento de este mercado y ya estamos en conversaciones con 9 operadores de los sistemas masivos. Creemos que en el próximo año se pueden vender 2.500 padrones y queremos entrar a las grandes ligas con 30% o 40% de ese mercado”, dijo Alfonso Vásquez, director comercial de Praco-Didacol.

Otros que no se quieren quedar atrás y que van por una tajada son los chinos. En este caso, la apuesta es de Yutong, el mayor exportador de buses de China que llegó en 2009 al país en una tibia alianza con Kenworth de la Montaña.

Ahora, cuando la temperatura del mercado sube, los orientales quieren pisar duro en sistemas masivos y hasta cambiaron su nombre a Yutong de la Montaña para atraer más clientes. Si99, una de las principales operadoras de Transmilenio y del Sitp, está en negociaciones con esta firma china.

Aunque el gran mercado está en Bogotá por las fases de Transmilenio y el Sitp, no hay que perder de vista la ampliación en los sistemas masivos de Cali y Medellín, así como la entrada en operación de Cartagena, prevista para el año entrante.

Un potencial de negocios de $6 billones o $7 billones en el corto plazo es una oportunidad que pocos fabricantes o ensambladores se quieren perder. Según las fuentes consultadas por Dinero, en la Feria de Movilidad y Transporte, que se llevará a cabo este 16 y 17 de noviembre en Corferias, se estarán cerrando buena parte de estos billonarios negocios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?