| 8/10/2007 12:00:00 AM

Proteger para crecer: La mejor inversión para ser competitivo

Con el paso de los años la tecnología se ha basado en seguir las tendencias de los países desarrollados como EE.UU., Japón y Alemania, los cuales tienen una consigna que les permite permanecer a la vanguardia que es “inventar y proteger”.

Esta consigna, la de “inventar y proteger”, contribuye a marcar las tendencias que van a ser seguidas globalmente.

 

Dichos países se basan en incentivar a sus empresas para que no se limiten únicamente a la producción, sino para que siempre exista la necesidad de inventar y crear algo nuevo y así poder ir siempre un paso adelante de los demás.

 

La mayoría de los países desarrollados tienen como filosofía “proteger”, con el fin de incentivar económicamente a los inventores a seguir generando tecnología y a aportar avance tecnológico al país, como es el caso de Japón que es el país que más dinero invierte anualmente en Investigación y Desarrollo con relación al PIB, lo que se refleja en el hecho que dicho país es el segundo que presenta mayor cantidad de solicitudes de patente en relación con el Producto Interno Bruto(1).

Otro país que se debe tener en cuenta a la hora de realizar este tipo de análisis es Corea, cuyo crecimiento ha sido muy acelerado en los últimos años, convirtiéndose en una importante economía industrial.

 

Esto se debe a que las empresas coreanas han venido desarrollando un enfoque que se basa en la inversión de capital en los departamentos de Investigación y Desarrollo, apoyando proyectos que ayudan al crecimiento tanto de la empresa como del país, y generando cultura de protección de sus activos intangibles, como patentes, marcas, secretos empresariales, diseños industriales, etc.

 

Adicionalmente, Corea es el país número uno en presentación de solicitudes de patentes, a la hora de realizar una comparación con el PIB.

Uno de los grandes retos que se tiene en Latinoamérica es el de adoptar una mentalidad de desarrollo que esté basada en la protección del producto del intelecto humano (propiedad intelectual), logrando así que la creatividad de nuestra cultura sea realmente valorada.

 

Es necesario que las empresas realicen un mayor aporte para llevar a cabo proyectos de I+D los que pueden ser objeto de presentación de más solicitudes de patentes, valorando así la creatividad humana.

 

Gran parte de esta responsabilidad corre por cuenta de los empresarios y de su disposición para la creación de este tipo de departamentos que lleven a la generación de tecnología en las empresas que carezcan de éstos, o de la inversión de capital en el caso de las empresas que ya cuenten con estos departamentos.

En este orden de ideas, aunque las empresas colombianas están dando mayor importancia a la propiedad intelectual y a la protección de los activos intangibles, la cantidad de solicitudes de patentes, marcas, diseños industriales, etc., presentadas por colombianos en Colombia ha aumentado con relación a lo que era hace algunos años, hace falta mucha conciencia para que se llegue al nivel de los países mas desarrollados del mundo.

 

El sector privado debe empezar por un aumento de la inversión en el desarrollo de tecnología y prestando más atención a los activos intangibles, los cuales representan aproximadamente el 80% de los activos totales de una empresa.

 

Al sector privado le corresponde crear estímulos necesarios para que crezca la base tecnológica del sector privado, el que refleja la competitividad del país.


________________

[1] Datos obtenidos del Informe de la OMPI Sobre Patentes (Estadísticas sobre las actividades en materia de patentes a escala mundial), Edición de 2006, Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

 

 

* Departamento de Patentes
Clarke, Modet & Cº Colombia
adimian@clarkemodet.com.co

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?