| 9/13/2007 12:00:00 AM

Promigas cruza las fronteras

Además de Perú y Chile, la compañía tiene presencia en México, donde espera ampliar la red de estaciones de servicio de gas natural. En estos tres países invirtió US$47 millones, cerca de $100.000 millones. La empresa espera obtener buenos resultados en el segmento de gas natural vehicular.

Con inversiones en Perú, Chile y México que se aproximan a los US$47 millones, la empresa barranquillera Promigas avanza en su plan de expansión internacional.

La inversión en Perú se realiza en dos ciudades: Lima y Callao; la de Chile, en Santiago y la de México, en Ciudad de México. El presidente de la empresa, Antonio Celia Martínez-Aparicio dijo estar satisfecho y con grandes expectativas en las actividades que se están desarrollando en los países de la región.

La inversión en Perú es la más antigua de todas (cuatro años) y llega a los US$25 millones. En Chile, la inversión es de US$5 millones. En este país, el objetivo es ampliar la red de estaciones de servicio de gas natural. El mismo fin tiene la inversión en México donde se destinaron US$12 millones para adquirir una empresa con cuatro estaciones de servicio y la adecuación de estos establecimientos, que asciende a US$5 millones.

Así lo manifestó Celia durante la entrega del octavo Informe Sectorial del Gas Natural en Colombia 2006. Por su parte, el vicepresidente financiero de Promigas, Aquiles Mercado, señaló que existe un potencial muy atractivo en el mercado mexicano: “Si en Bogotá tenemos más estaciones de gas que allá y la capital mexicana tiene un parque automotor mucho mayor que el que tenemos en Bogotá, estamos hablando de una ciudad donde está por desarrollarse este negocio”.

Los resultados
El informe concluye que las reservas de gas natural de Colombia se concentran en los Llanos Orientales, con 60% y La Guajira, con 37%. Mercado agregó que el estudio de 2006 no contiene cambios en reservas significativos con respecto al de 2005. “Vemos que el país tiene reservas de gas para 11 años, es decir, alrededor de 7 millones de metros cúbicos de gas natural”.

El número de usuarios también registra un aumento. Entre 1997 y 2006 los usuarios residenciales crecieron un 14% promedio anual. De otro lado, los usuarios no residenciales crecieron un 20%. “Hoy en día el uso de este energético no es exclusivo de estratos altos, 85% de los beneficiarios del gas natural pertenecen a los estratos 1, 2 y 3, siendo el estrato 2 el que mostró mayor crecimiento, al conectarse más de un millón de usuarios”, afirma el documento.

Este estudio señala que la dinámica del gas natural vehicular del país se mantiene. En el periodo de 2001 a 2006 se presentó la mayor cantidad de vehículos convertidos, ascendiendo a un total de 150.000 en seis años, con un crecimiento promedio anual del 49%.

Al respecto Celia opinó que no le preocupa competir frente al mercado de combustibles como el biodiesel y el etanol. “Creemos que hay suficiente espacio para atraer más usuarios al gas natural vehicular. Hay que estimular que se establezca una política de largo plazo en este sentido”, explicó el ejecutivo.

En esta ocasión, el informe señala que 411 municipios de Colombia cuentan con el servicio de gas natural, cuando hace 15 años eran 31. La mayoría de estas poblaciones utilizaba leña para preparar sus comidas, razón por la cual eran propensos a enfermedades respiratorias. Resalta además, que la infraestructura del transporte se ha ampliado: ahora está conformada por 7.059 kilómetros de gasoductos entre los subsistemas de la Costa Atlántica y del interior del país, de los cuales 3.600 kilómetros se construyeron en los últimos diez años.

Petición al gobierno
El presidente de la Promigas contó que sostuvo una reunión con el ministro de Minas, Hernán Martínez, el miércoles en la mañana, para pedirle la revisión de los contratos hechos con las termoeléctricas para liberar una provisión de gas que está sin utilizarse.

“Se ha pedido la modernización de estos contratos ya que a las termoeléctricas se les debe garantizar una reserva de gas que no están utilizando. Debemos mirar este tema, ya se suscribieron estos acuerdos con las termoeléctricas cuando el fenómeno del Niño provocó el apagón de los noventa. Los contratos que se firmaron con el sector no están fluyendo completamente”, sostuvo Celia.

El directivo dijo que esta es una situación que deberá resolverse en el corto plazo y que representa uno de los retos del sector.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?