| 2/9/2010 8:10:00 AM

Productos están cada vez más presentes en las góndolas

En Colombia durante el año pasado el nivel de faltante de mercancía llegó a sus mínimos históricos. De cada 100 visitas al supermercado, 4,5 veces el cliente no encontró el producto que necesitaba por estar agotado.

Las góndolas de supermercados vacías son la peor maldición para los comerciantes y para los industriales. Cuando el producto no se encuentra exhibido, no solo se pierden ventas, sino que para los productores equivale a darle la oportunidad a la competencia de meterse en el corazón y en la billetera de los clientes.

Por eso, el dato revelado por Logyca, la organización que maneja el desarrollo y la investigación en logística en el país es tan importante. En el 2009 el nivel de faltantes de mercancías se ubico en 4,5%, el más bajo de la historia. Durante el 2008 este mismo indicador alcanzó 7,2%.

El porcentaje indica la probabilidad de que a un producto esté agotado en las góndolas. Esto es, que por cada 100 veces que un cliente estuvo en un almacén de cadena en busca de un producto, sólo 4,5 de ellas no encontró el que iba a comprar originalmente porque estaba agotado.

“Lograr una presencia permanente de los productos frente al consumidor genera un impacto definitivo en uno de los momentos de verdad críticos: la decisión de la compra” afirma el director de Logyca, Rafael Flórez.

La satisfacción de las necesidades y expectativas del cliente son claves en el momento de posicionarse en el mercado. Si el cliente observa que hay faltantes de mercancía o que el producto se encuentra en mal estado se lleva una mala imagen de la compañía productora.

Pero también para las empresas es beneficioso conocer el resultado de este informe puesto que el hecho de “medir y controlar la disponibilidad de los productos en los puntos de venta, es una labor sistemática que impacta directamente la satisfacción de los consumidores y la rentabilidad tanto de la empresa como la de sus socios de negocio”, expresa Flórez.

Este indicador, además de medir la eficiencia logística de las empresas, está directamente relacionado con el nivel de ventas perdidas. “En este sentido, dependiendo de la categoría de productos, para los proveedores esta venta perdida puede oscilar entre 1,5% y el 1% de las ventas, mientras que para las cadenas puede representar pérdidas entre el 3,6% y el 2% de sus ventas” formula el estudio revelado por Logyca .

Además de lo anterior permite mejorar en los procesos de abastecimientos a los almacenes, mejorar la presentación del producto, utilizar de manera más eficiente los tiempos en la cadena de logística y si hubiera errores, enmendarlos de manera oportuna para no perjudicar al cliente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?