| 6/10/2009 12:00:00 AM

Producción industrial cae 7,3% en el país

La industria colombiana al cierre de abril continúa mostrando un comportamiento negativo en materia de producción y ventas, frente al mismo lapso del 2008, pero hay indicios de que la situación se revertiría en los próximos meses, dijo la Andi.

La encuesta mensual de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) estableció que después del fuerte deterioro de diciembre del 2008 y enero del 2009, se presentó un mayor número de empresarios que espera que la situación mejore en el segundo semestre. Según la encuesta, esto puede interpretarse como evidencia de que los impactos más fuertes de la crisis ya se dieron y que, en la actualidad, existe incertidumbre sobre el momento en que se inicie con fuerza el proceso de recuperación.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), que la Andi realiza con Acicam, Acoplásticos, Andigraf, Anfalit, Camacol, Icpc y la Cámara Colombiana del Libro en el período enero-abril del 2009, comparado con el mismo período del 2008, la producción cayó 7,3%, las ventas totales 4,5% y, dentro de estas, las ventas hacia el mercado interno cayeron 4%.

Al analizar el comportamiento industrial por subsectores, se encontró que la mayoría de ellos muestran caídas en producción y ventas. Los subsectores más afectados son los relacionados con la actividad automotriz, aparatos de uso doméstico, vidrio y sus productos, productos de caucho, vehículos automotores y otros equipos de transporte, cuya producción y ventas caen por 20% o más.

Con respecto a los indicadores de demanda, mientras la acumulación de inventarios muestra una moderada tendencia a disminuir, el volumen de pedidos para los próximos meses se ha estabilizado en el presente año alrededor del 65%. Este nivel de pedidos es bajo respecto a los alcanzados en los últimos años, pero está lejos de los niveles a los que llegó en la crisis de 1999, cuando fue de 44% en promedio. La Andi asegura que la economía colombiana ha sentido los efectos negativos de la coyuntura reciente, pero que su dinámica se mantiene relativamente bien.

En concordancia con el menor dinamismo, la utilización de la capacidad instalada en el presente año cayó a niveles moderados, comparados con los niveles a los que llegó en los años recientes. Para el mes de abril dicha utilización fue de 72,9%, lo que contrasta con el 80% a la que había llegado en abril del 2008. En el año 2007 el uso de la capacidad instalada estuvo, en promedio, en 81,8% y en el 2008, pese a que ya se había iniciado la desaceleración, el promedio fue de 77,8%. Cabe recordar que en encuestas anteriores, los empresarios habían manifestado que su nivel óptimo de utilización de la capacidad instalada era de cerca de 89%, lo que permite tener una idea del potencial de crecimiento que tiene la industria colombiana actual.

Los indicadores del clima de los negocios, al igual que los otros indicadores de la actividad industrial, se han estabilizado alrededor de los niveles a los que cayeron a principios de este año. En abril, el 31,7% de los empresarios esperaba que la situación mejoraría, mientras en los primeros meses del año, hasta marzo, las expectativas estaban cercanas al 25%.

Los principales problemas de la industria colombiana en abril del 2009 son en su orden: baja demanda, costo y suministro de materias primas, baja rotación de la cartera, tipo de cambio, bajos márgenes de rentabilidad, competencia en el mercado, contrabando y competencia desleal, falta de capital de trabajo y problemas de orden público.

Mejores expectativas
En la encuesta del mes de abril los empresarios aseguran en su gran mayoría que lo peor de la crisis ya pasó y que en el inmediato futuro la situación se mantendrá igual o mejorará. Así lo manifiesta el 58,3% de los empresarios que consideran que las ventas mejorará en el segundo semestre y solamente el 8.2% percibe un deterioro de las mismas.

Algunas de las razones que tienen los empresarios para considerar que las cosas mejorarán o se mantendrá igual es la estacionalidad de la actividad en el segundo semestre, la confianza en que la demanda aumentará y las medidas de contingencia adoptadas por la empresa. Por su parte, entre los que consideran que la situación empeorará, quienes hicieron observaciones consideran que la principal causa del deterioro sería la baja demanda y los altos costos de las materias primas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?