| 2/24/2011 4:35:00 PM

Producción industrial fue de 4,7%

El dato divulgado este jueves por el Dane está dentro de las expectativas del mercado. Sin embargo, las ventas de minoristas crecieron un 12,8%, cuando la proyección era de 19%. Carros, equipos de informática, muebles para el hogar y calzado fue lo que más se vendió en 2010.

Durante el año 2010, la producción real del sector fabril, sin incluir trilla de café, creció 4,7% respecto a lo observado en 2009 periodo en el cual registró un descenso de 5,5%. Al interior del conjunto industrial, 35 de los 48 subsectores registraron incremento en su producción, entre los que sobresalen por sus mayores contribuciones a la variación total del sector, las industrias de vehículos automotores (36,4%); otros productos químicos (8,4%); confecciones (19,7%); sustancias químicas básicas (10,8%); productos de plástico (7,4%); y productos de molinería y almidones (6,5%).

Estos subsectores aportaron en conjunto 3,6 puntos porcentuales a la variación total.

En el 2010, las ventas reales del comercio minorista presentaron un aumento de 12,8% respecto al año inmediatamente anterior cuando había registrado una disminución de 2,9%. Vehículos automotores y motocicletas; equipo de informática, hogar; electrodomésticos y muebles para el hogar; artículos de
ferretería; y calzado y artículos de cuero fueron las líneas de mercancías con los mayores crecimientos.

En lo corrido del año 2010, el personal ocupado por la industria manufacturera, sin incluir trilla de café, disminuyó 1,1%, en tanto que en el año 2009 se contrajo 6,3%.

Entre las actividades que realizaron los mayores aportes negativos a la variación del personal ocupado total de la industria en el período, se destacan: confecciones; e hilatura, tejedura y acabado de productos textiles, cuyo aporte conjunto fue 1,1 puntos porcentuales negativos.


Durante el año 2010, las ventas de la industria fabril, sin incluir trilla de café, se incrementaron 3,8% respecto al mismo período de 2009, cuando habían registrado un descenso de 5,4%. Este resultado obedeció principalmente al incremento presentado en las ventas de vehículos automotores (32,7%); sustancias químicas básicas (3,9%); confecciones (13,0%); y productos de plástico (7,7%).

Por mes
Durante el mes de diciembre, la producción real del sector fabril, sin incluir trilla de café, creció 4,0% con relación a igual mes de 2009 cuando creció 2,2%. En este período, 31 de los 48 subsectores industriales registraron incremento en su producción, destacándose las industrias de otros productos químicos (13,0%); confecciones (24,1%); vehículos automotores (43,7%); fabricación de otros tipos de equipo de transporte (42,5%); y refinación de petróleo (8,1%).

El aporte conjunto de estas cinco actividades a la variación total ascendió a 4,1 puntos porcentuales. En contraste, 17 subsectores registraron variación negativa, entre los que sobresale por su mayor aporte, la producción de los ingenios, refinerías de azúcar y trapiches (-1,2 puntos porcentuales).

En diciembre de 2010, las ventas del comercio minorista aumentaron 12,4% con relación al mismo mes de 2009 cuando registraron un aumento de 2,8%. Se destaca el comportamiento de las ventas de vehículos automotores y motocicletas (51,3%); equipo de informática, hogar (39,4%); artículos de ferretería (28,5%); calzado y artículos de cuero (21,2%) y electrodomésticos y muebles para el hogar (18,5%). En contraste, se registraron reducciones en farmacéuticos (-2,0%); licores y cigarrillos (-0,9%); y lubricantes para vehículos (-0,4%).

Durante diciembre, el personal ocupado por el sector manufacturero se incrementó 0,6% respecto a diciembre de 2009, período en el cual registró una disminución de 5,1%.De acuerdo al tipo de contrato, el personal vinculado a término indefinido disminuyó 1,8%, en tanto que el personal temporal registró un incremento de 3,9%.  

 
mnesual

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?