| 9/12/2008 12:00:00 AM

Preocupación por competencia desleal: empresarios

El 40,7% de los empresarios considera que este fenómeno afecta de manera muy fuerte su actividad productiva.

En la última Encuesta de Opinión Industrial realizada por la Andi además de indagar sobre la demanda y producción, se hizo una pregunta sobre la percepción de los empresarios frente a la competencia desleal y a la magnitud del impacto de este fenómeno en sus empresas.

 

Los resultados mostraron que los industriales ven a la competencia desleal y las modalidades en que se presentan como un factor de preocupación. Es inquietante el hecho de que el 40,7% de los empresarios considera que este fenómeno afecta de manera muy fuerte su actividad productiva.

Los sectores más afectados según la encuesta son: hilatura, calzado, aserrados de madera, actividades de impresión, caucho, plástico, hierro y acero y maquinaria de uso general.

A pesar de que la situación es seria, presenta un mejoramiento frente al año pasado, cuanro dicho porcentaje fue del 43,2%

La incidencia de la competencia desleal sobre las empresas puede resumirse en dos grandes categorías: aquellas que constituyen directamente una infracción de la ley y otras que están más relacionadas con distorsiones en el mercado.

Con respecto a las primeras, los encuestados señalan que se sienten afectados con mayor fuerza por el contrabando abierto, seguido de la presencia de productores informales, la falsificación y piratería, prácticas desleales de comercio, el contrabando técnico y la evasión de todo tipo de impuestos y parafiscales

Respecto a las relacionadas con distorsiones en el mercado, dicen que los afectan principalmente porque generan problemas de rentabilidad, importaciones a bajos precios, menores ventas, y productos de mala calidad, entre otros.

Qué hacen los empresarios para enfrentar la informalidad

Es relevante el hecho de que el 60% de los empresarios encuestados dicen tener mecanismos para controlar este fenómeno tanto entre sus clientes como proveedores. Dentro de éstos, se destacan la exigencia de todos los documentos legales (RUT, registro de Cámara de Comercio, revisión de lista Clinton, entre otros), una rigurosa selección y auditoria de los proveedores legalmente constituidos, certificados de calidad y gestión y la exigencia de facturación.

Sobre los mecanismos que podrían emplearse para incentivar la formalidad, los encuestados consideran que deben utilizarse simultáneamente mecanismos de estímulo y de coerción. Entre los primeros se destaca la creación de un marco regulatorio que facilite el ingreso a la actividad formal y la generación de empleo en empresas formales. Respecto a los factores de control, el principal se refiere a una mayor vigilancia de las autoridades competentes. Además se señala que deben realizarse controles severos al contrabando y al dumping y, en general, exigir el cumplimiento de las leyes colombianas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?