| 2/26/2008 12:00:00 AM

Preferencias andinas, puente para TLC

El Gobierno del presidente Bush ve la renovación de las preferencias andinas que vencen esta semana para Perú, Colombia, Bolivia y Ecuador como un "puente" .

En entrevista concedida a Reuters, la representante comercial estadounidense, Susan Schwab, dijo que apoya la renovación de las preferencias que vencen el 29 de febrero, pero no por un tiempo tan largo que no estimule la aprobación del tratado comercial pendiente con Colombia.


"Creo que tienen que ser extendidas para proporcionar un puente hasta que los acuerdos de libre comercio entren en efecto," dijo Schwab, quien lidera la oficina comercial estadounidense (USTR, por sus siglas en inglés).


Las preferencias, creadas por Estados Unidos como un reconocimiento de la lucha antidroga de los cuatro países andinos en 1991, permiten la exportación de miles de productos al mercado estadounidense sin pagar impuestos.


Perú logró la aprobación de un acuerdo de libre comercio en el Congreso estadounidense a fines del año pasado que tomaría el lugar de las preferencias cuando sea implementado, pero Colombia aún no lo ha conseguido.


Ecuador y Bolivia, por su lado, no concretaron tratados con Estados Unidos y dependen de las preferencias para mantener miles de empleos.


Constante renovación
Las preferencias dependen de constante renovación del Congreso estadounidense y por eso Perú y Colombia optaron por cambiar hacia un acuerdo de libre comercio que abre sus mercados a productos y servicios de la potencia, pero también ofrece seguridad jurídica para atraer inversiones de largo plazo.


Pero si el tratado con Perú está bien encaminado, el de Colombia enfrenta séria oposición del liderazgo demócrata que controla el Congreso y que se ha manifestado en contra del tratado por preocupaciones sobre la violencia contra sindicalistas y la impunidad en el país andino.


Hasta el momento, ellos no han dado ninguna señal de que estarían dispuestos a realizar una votación de ese tratado este año, frustrando la agenda comercial de Bush en el último año de su mandato, que tiene también pendientes pactos con Panamá y Corea del Sur.


Los demócratas, vinculados con sindicatos y más renuentes sobre los beneficios del libre comercio, prefieren la renovación de las preferencias por un largo plazo, de al menos dos años.


Ellos arguyen que las preferencias reducen la pobreza y crean empleos como alternativa al narcotráfico y que no deberían estar condicionadas a cambiar a acuerdos comerciales.


Debido a la resistencia republicana por una extensión más larga, una comisión de la Cámara de Representantes votó recientemente por la renovación de las preferencias por 10 meses.


Se espera ahora que vaya a votación en el pleno de la Cámara este miércoles, según una fuente legislativa, y luego pase a la comisión que trata de temas comerciales en el Senado antes de ser sometida a votación en el pleno en la cámara alta.


Incentivos

Schwab cree que las preferencias andinas tienen que ser renovadas por un plazo suficientemente corto para estimular la aprobación del tratado con Colombia.


"No queremos ver la extensión de las preferencias por tanto tiempo, para que no sea una falta de incentivo para una rápida acción en el acuerdo, que realmente tiene efectos mucho más positivos que la extensión de las preferencias," dijo.


La funcionaria señaló que el Gobierno Bush seguirá en negociaciones para obtener una votación del tratado con Colombia en las próximas "semanas o meses," y que está buscando informar al liderazgo demócrata sobre los avances que ha hecho el Gobierno colombiano para reducir la violencia sindical.


Varios analistas creen que será difícil obtener cualquier voto en el segundo semestre, ya que todos los legisladores de la Cámara y un tercio de los senadores entrarán en campaña para su reelección en los comicios legislativos de noviembre, cuando los estadounidenses también elegirán un nuevo presidente.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?