| 1/26/2007 12:00:00 AM

Por un clima mejor

La continuación de las conversaciones de Doha para liberar el comercio mundial y la búsqueda de la paz en el Medio Oriente, se sumaron hoy al tema del recalentamiento global del planeta durante el desarrollo del Foro Económico Mundial, en Davos, Suiza.

El presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva pidió encarecidamente a los países ricos que hagan algunas concesiones para lograr que avancen las conversaciones de comercio global, largamente estancadas, pues de lo contrario se corre el riesgo de que una esperanza perdida en las naciones pobres agrave los problemas del mundo.

Entre esos problemas, Lula destacó el terrorismo y la delincuencia organizada. En un discurso general, que no se adentró en los detalles de las negociaciones comerciales, Lula dijo que dependía de Estados Unidos y Europa el derribar las barreras al comercio agrícola que, según los países pobres, les impiden desarrollar sus economías.

El mensaje ante los líderes empresariales y políticos reunidos en el Foro Económico Mundial, fue pronunciado un día antes de que los principales negociadores de Brasil, Estados Unidos, la Unión Europea de 27 naciones y otra veintena de países sostengan encuentros colaterales con el fin de encontrar un camino para destrabar las conversaciones.

"Si deseamos enviar a los países más pobres del planeta una señal de que tendrán una oportunidad en el siglo XXI, es necesario que Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Alemania asuman su responsabilidad", dijo.

"Si queremos evitar el terrorismo en el mundo y el aumento en la delincuencia organizada, creo que la ronda de Doha (de la Organización Mundial de Comercio) es uno de los caminos que deberíamos seguir".

Lula dijo que ha hablado con el presidente estadounidense George W. Bush, el mandatario francés Jacques Chirac y otros líderes sobre la necesidad de completar la ronda de Doha, llamada así por la capital de Qatar, donde comenzaron las conversaciones en el 2001.

"No hablé con Dios, porque creo que él ha hecho ya suficiente por nosotros", añadió Lula, en un toque de humor dentro de un discurso por lo demás serio, que incluyó también críticas a Estados Unidos por la guerra en Irak.

Las ronda de Doha se ha estancado por las disputas entre países ricos y pobres, en materia de reducción de subsidios y aranceles, particularmente para productos agrícolas.

En su intervención del pasado 24 de enero, la canciller alemana Angela Merkel, anunció que buscarán nuevos esfuerzos para lograr el diálogo entre los líderes de las naciones industriales del G8 y las economías emergentes, tales como Brasil India y China, así como una cercanía en la relación entre Europa y Estados Unidos.

Ella dijo que los líderes políticos, de negocios y académicos que están reunidos en Davos buscarán alcanzar este diálogo, específicamente, en la reunión del G8 que se llevará a cabo en Heilingendamm, en junio de este año. Además de los socios, ella nombró específicamente a México y Sur África.

También hizo un llamado para que se desarrolle la agenda de Doha sobre liberación y agregó que la agricultura no puede ser el único foco en el cual se concentren todos los esfuerzos. El progreso es esencial en los bienes industriales y los servicios, incluido el tratamiento igualitario a la inversión extranjera y la doméstica. Y concluyó que solo un frente unido del Grupo de los 8 puede contribuir a lograr una participación de las economías emergentes en la responsabilidad global. Alemania también buscará formas para integrar a África al comercio mundial.

Desde el 24 de enero, cerca de 2.400 participantes, los líderes políticos y empresariales más importantes de todo el mundo, están reunidos en Davos, Suiza, para tratar como uno de los temas principales, el calentamiento global. También discuten la situación de las economías emergentes y la situación del Medio Oriente.

Por el clima
En cuanto al recalentamiento global, India y China refirmaron sus esfuerzos por reducir los efectos en el cambio del clima. Zhang Xiaoqiang, viceministro chino encargado de la Comisión Estatal de Desarrollo y Reforma, explicó que su país intenta unirse al protocolo de Kyoto y urge acelerar las negociaciones y establecer metas concretas de emisiones. Zhang dijo que China necesitará ayuda del mundo industrializado.

Montek S. Ahluwalia, Representante de la Comisión de Planeación de India, afirmó que ese país está pasado cada vez más a energía nuclear para disminuir sus emisiones de gases y que su estrategia es similar a la de China. Pero India también sufrirá los efectos del recalentamiento global. “Es claro, dijo, que los negocias tal y como se están dando, no van a funcionar”.

Jacques Aigrain, Director ejecutivo de Swiss Re, anotó que las inversiones para controlar los cambios del clima son considerablemente menores que el costo de las consecuencias. Afirmó que es esencial entregarles a India y China soluciones energéticas que no contaminen y llamó a los líderes a no esconderse tras los acuerdos mundiales. En sus palabras: “los acuerdos globales son la mejor manera de llegar a ninguna parte. Esto es cierto en los negocios y aún más en la política internacional. Demos pasos concretos, como los que se han hecho en California”.

California ha votado para reducir sus niveles de emisiones de gases de tal forma que representarán una reducción de 174 millones de toneladas de carbón.

Steve Chu, director de Lawrence Berkeley National Laboratory, informó que la nieve en las montañas de la Sierra, en California, ha disminuido de un 30% a un 90%. Estos son sus recursos de agua y agregó que una reducción del 50% significa que la agricultura se acabará e incluso, dijo, “tendremos que tomar menos agua”.

Palestina
Por otra parte, el presidente palestino Mahmud Abbas dijo hoy que espera que los esfuerzos para formar un gobierno de unidad con Hamas se extiendan no más de dos o tres semanas, y reiteró que convocará a elecciones anticipadas si esas negociaciones fracasan.

Abbas efectuó sus comentarios antes de reunirse con la ministra de Relaciones Exteriores de Israel Tzipi Livni al margen del Foro Económico Mundial.

Cuando le preguntaron durante cuánto tiempo se extenderían las negociaciones con Hamas, Abbas respondió: "Diría que estamos en la coyuntura ... Pienso que llevarán dos semanas, como máximo tres semanas". Indicó que si no se forma un gobierno de unidad después de ese período, es de esperar que llame a elecciones anticipadas.

Uno de los principales consejeros de Abbas, Saeb Erekat, enfatizó que el líder palestino no intentaba fijar un plazo o sumar presión a las negociaciones con Hamas, que han sido obstaculizadas por la negativa del grupo de milicianos islámicos a moderar su posición.


Hamas, que ha prometido la destrucción de Israel y se niega a reconocer al estado judío, controla el poder desde que ganó a comienzos del año pasado los comicios parlamentarios.

Abbas agregó que tenía esperanzas de que la reunión que mantendrá posiblemente el mes próximo con el primer ministro israelí Ehud Olmert y la secretaria de Estado Condoleezza Rice ayude a alentar el proceso de paz.

El presidente palestino y Livni se reunían en el mismo hotel de Davos donde el ministro de Relaciones Exteriores israelí Shimon Peres y el líder palestino Yaser Arafat mantuvieron negociaciones por la paz en 1994. En sus discursos ante el foro del jueves, Abbas y Livni se comprometieron a trabajar juntos para lograr la paz.

*Encuentre toda la información sobre el Foro en http://www.weforum.org/en/index.htm

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?