| 3/13/2008 12:00:00 AM

Popularidad del presidente Uribe alcanza su máximo nivel

La popularidad del presidente de Colombia, Alvaro Uribe, subió al 82%, su mayor nivel desde que asumió el poder en el 2002, impulsada por la muerte de un líder de la guerrilla de las Farc y el manejo de una crisis diplomática, reveló una encuesta.

En la medición de enero de la firma Gallup Colombia, el mandatario tenía una popularidad del 80 por ciento.

Uribe, reelegido en el 2006, ordenó a sus Fuerzas Militares bombardear una zona selvática de Ecuador, sin autorización del Gobierno de Quito, un ataque dirigido en el que murieron el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Raúl Reyes y 23 rebeldes más.

El ataque provocó una crisis diplomática con Ecuador, en la que se involucraron Venezuela y Nicaragua, que amenazó con provocar un conflicto en la región andina.

La encuesta se realizó entre el 4 y el 6 de marzo y no alcanzó a medir el impacto de la solución de la crisis diplomática durante la Cumbre del Grupo de Río, que culminó el 7 de ese mes, ni la muerte de Iván Ríos, otro dirigente de las FARC, asesinado por uno de sus hombres de confianza.

Uribe, un abogado de 55 años, impulsa una agresiva estrategia militar que ha permitido reducir los asesinatos, las masacres, los secuestros y los ataques a la infraestructura económica del país, aumentado la percepción de seguridad y la confianza de los empresarios e inversionistas.

Esta estrategia, que ha incluido el aumento del gasto militar y del número de efectivos de las Fuerzas Armadas, obligó a la guerrilla a un repliegue, mientras el Ejército y la Policía recuperaron el control de zonas dominadas por grupos armados ilegales.

Amplio respaldo a gestión

La encuesta, que incluyó 1.000 entrevistas en las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, con un margen de error del 3 por ciento, reveló que un 84 por ciento de los colombianos respalda la gestión de Uribe, desde el 81 por ciento que lo apoyaba en enero.

De acuerdo con la encuesta, los colombianos reconocen principalmente al Gobierno de Uribe el manejo de las relaciones internacionales, de la economía, así como la lucha contra la guerrilla y el narcotráfico.

Uribe descartó recientemente la posibilidad de buscar una segunda reelección consecutiva, pero un grupo de promotores de esa posibilidad presentó más de 260.000 firmas a la autoridad electoral en apoyo de un referendo que permita la continuidad del mandatario en el poder después del 2010.

Una de las sorpresas de la encuesta fue la popularidad de la secuestrada ex candidata presidencial, Ingrid Betancourt, que marcó un 71 por ciento.

La política franco-colombiana cumplió seis años secuestrada por las FARC y se ha convertido en un símbolo del secuestro y del conflicto colombiano, principalmente en Francia y en Europa.

En contraste, la senadora del opositor Partido Liberal, Piedad Córdoba, quien impulsa la búsqueda de un acuerdo humanitario para lograr la liberación de Betancourt y de otros rehenes, obtuvo en el sondeo una imagen desfavorable del 69 por ciento.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien mantiene gestiones ante las FARC para lograr la libertad de los secuestrados, tuvo una imagen negativa del 90 por ciento.

Antes de hacer las paces con Uribe en la cumbre del Grupo de Río, el mandatario venezolano atacó fuertemente al presidente de Colombia al que acusó de narcotraficante, mafioso, paramilitar y peón del imperio de Estados Unidos.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?