| 7/14/2009 12:00:00 AM

Política está matando negocios con Ecuador

Razones políticas más que comerciales son las que movieron la salvaguardia ecuatoriana sobre más de 1.400 productos colombianos, sostienen agremiaciones locales. Proponen desde diálogo hasta retaliación.

Los representantes de los gremios empresariales colombianos reaccionaron frente a la decisión ecuatoriana de establecer una salvaguardia que sube los aranceles para más de 1.400 productos que se comercian hacia ese país.

El gobierno de Ecuador justifica su decisión debido a que el dólar estadounidense, la divisa de curso legal en ese país, se ha devaluado aproximadamente un 40% frente al peso colombiano.

En general, los directivos de algunos de las principales agremiaciones manifestaron que encuentran intereses muy distintos a los comerciales en la decisión.

El presidente de la Asociación Nacional de Exportadores, Analdex, Javier Díaz, dijo a Dinero.com que las medidas tomadas por el gobierno de Ecuador, definitivamente son de tipo político y los argumentos planteados por ese país, de que los movimientos cambiarios del peso contra el dólar hayan sido promovidos por el gobierno colombiano, son infundados.

“Yo creo que se impone la serenidad no sólo en esta agenda comercial de coyuntura sino en toda la relación con que uno tiene con Ecuador”, dijo por su parte el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi, Luis Carlos Villegas. “Es un socio y vecino inmensamente importante, pero tampoco nos podemos quedar quietos esperando a que la escalada en materia de mala relación, de malos hígados de Ecuador con Colombia se mantenga. En este tema comercial hay instrumentos que son conocidos, reconocidos por el ordenamiento jurídico y me parece que Ecuador no ha dejado al gobierno colombiano otra opción que imponer esta clase de relación”, añadió.

Javier Díaz, en cambio, sostuvo que no es bueno que se tomen medidas en el país apresuradamente en contra de Ecuador. Díaz espera que muy pronto la situación comercial se normalice para evitar pérdidas que estima en cerca de US$400 millones este año.

El dirigente gremial agregó que le preocupa que otros competidores tomen con sus productos el lugar que tiene Colombia dentro de ese mercado, como por ejemplo Perú, que no tiene restricciones para llegar al mercado ecuatoriano.

Entre los sectores afectados están el automotor, electrodomésticos, textil - confección, calzado, muebles, productos de panadería, confitería, licores, cosméticos, productos de aseo, plásticos, cuero, productos de papel, industria editorial, cerámica, carne de bovino, lácteos, flores, hortalizas, frutas, café y tabaco.

Por su parte, el presidente de la Asociación del sector automotor y sus partes, Asopartes, Tulio Zuloaga, sostuvo que es una medida injusta que además de afectar a los exportadores colombianos, perjudica también al consumidor final ecuatoriano. “El año pasado se exportaron 12.000 vehículos hacia ese país y este año hasta el momento no ha salido el primero. Además, en autopartes el año pasado se comercializaron US$100 millones, que se vieron reducidos a US$60 millones con las primeras restricciones y este año difícilmente se llegará a los US$40 millones con las últimas medidas”, agregó Zuloaga, quien además dijo que esta medida es de tipo político y para nada comercial.

Sin embargo, este gremio por ahora viene diversificando sus exportaciones a Centroamérica, Perú, México, entre otros países, con el fin de que cuando se presenten estas situaciones tan complejas económicamente, los comerciantes no se vean tan afectados.

"La relación con Ecuador por parte de Colombia es una relación inexorable. Ni Colombia se puede trastear para el sur de Australia, ni Ecuador para el norte de África. Es una relación que se mantendrá independientemente del nivel de acercamiento que tengan los gobiernos pero en este caso ya cuando Ecuador, si resuelve echar mano a medidas unilaterales, a mi juicio ilegales, injustificadas como es la salvaguardia cambiaria, a Colombia si bien le debe seguir asistiendo un inmenso deseo de dialogar y de poner cosas en claro, de fortalecer cooperación en seguridad, en comercio, en diálogo político, pues también tiene instrumentos legales como es la retaliación que tiene que ser una repuesta proporcionada a las medidas ecuatorianas con la misma temporalidad y esperando y confiando que no haya necesidad de llegar allá y que la secretaria de la CAN resuelva, como lo pensamos en el sector privado, que la medida tomada por Ecuador es inconveniente, por supuesto, pero sobretodo que va en contra del ordenamiento de la CAN”, añadió Luis Carlos Villegas.

“Ecuador también nos vende US$600 millones. Para su tamaño y desarrollo económico tampoco son exportaciones desechables desde el punto de vista del futuro. Somos un mercado importante también para ellos", concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?