| 11/11/2010 8:20:00 AM

Polar aumenta inversión pese amenazas del gobierno

Pese a las amenazas de expropiación del Gobierno del presidente Hugo Chávez y las dificultades para obtener materias primas, la unidad de alimentos de Empresas Polar, el mayor grupo industrial de Venezuela, elevará sus inversiones un 52,6% el 2011.

De manera periódica, Chávez amenaza con tomar el control de Empresas Polar, al igual que ha expropiado firmas financieras, de telecomunicaciones, electricidad, petróleo, cemento y millones de hectáreas argumentando que el Estado socialista debe controlar los sectores estratégicos de la economía en beneficio del pueblo. Sus adversarios denuncian que el Gobierno arruina las empresas estatizadas y utiliza sus recursos para financiar su proyecto político, que afirman lleva al país socio de la OPEP hacia el comunismo.

 

"¿Cómo reacciona la empresa? Invirtiendo más", dijo a Reuters Pablo Baraybar, director de Alimentos Polar, unidad que junto a una Cervecería y una embotelladora de Pepsi, conforman a Empresas Polar. "La filosofía de Empresas Polar es invertir y siempre en el país", añadió.


Polar, controlada por una acaudalada familia venezolana, tiene 30 plantas industriales y es fundamental para mantener abastecida a Venezuela, un país que ha sufrido varias crisis de escasez en años recientes, una de ellas causante de la única derrota electoral sufrida por Chávez durante su mandato.


A finales de octubre, Chávez ordenó la expropiación de todos los activos de la filial local de la estadounidense Owens Illinois, la principal proveedora de envases de Polar , así como de una planta de fertilizantes donde la firma venezolana tenía un paquete accionario. Analistas consideraron las medidas como un avance en el intento del Gobierno por debilitar al gigante de alimentos, pero el conglomerado tiene otra lectura de la decisión.


"El Gobierno es el más interesado de que trabajemos a full, de que no haya desabastecimiento de alimentos en el país", señaló el empresario y comentó que han sostenido reuniones con funcionarios del Estado. Alimentos Polar maneja 38 marcas con 500 productos que van desde la harina de maíz blanco -conocida como harina pan y utilizada para preparar arepas, la comida nacional venezolana-, hasta margarinas y detergentes.


Inversiones, metas

Para Baraybar, una mejora en la productividad es la solución para elevar los márgenes de la firma, que desarrolla sus actividades en un escenario de dificultad para abastecerse de materias primas y en medio del control estatal de precios, en un país que registra la mayor inflación de la región. "Hemos aumentado la producción mediante la inversión de 380 millones de bolívares fuertes el 2010", sostuvo y explicó que la inversión corresponde a septiembre del 2009 hasta septiembre del 2010 y solamente para Alimentos Polar.


"Para el 2011 la inversión será de 580 millones de bolívares fuertes", sentenció.
Uno de los primeros objetivos para el 2011 es elevar la producción de harina pan, actualmente de 500.000 toneladas, en un 20 por ciento a partir de enero, pese a la dificultad para conseguir maíz blanco en el mercado local.


Adicionalmente barajan la posibilidad de concretar inversiones en Estados Unidos y Europa, con el fin de abastecer a esos mercados de harina de maíz blanco, algo que no puede hacer desde Venezuela debido a la restricción que rige para ese tipo de exportaciones. El Gobierno prohíbe a las firmas alimenticias exportar alimentos de primera necesidad si el mercado local no está totalmente abastecido.


En Colombia, donde Polar tiene una filial productora de alimentos, aspira a mantener su promedio de ventas anuales por 120 millones de dólares tras haber invertido 20 millones de dólares en una planta productora de alimentos para mascotas.
Polar posee tres plantas en Colombia, país donde desembarcó hace 15 años.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?