| 5/14/2009 12:00:00 AM

Plan para combatir el desabastecimiento

El Comité Nacional de Cafeteros analizó la actual coyuntura cafetera. Adoptó nuevas medidas que protejan el ingreso de los caficultores y promuevan el cafe colombiano en los mercados internacionales.

En momentos cuando el precio del café llega a precios que beneficiarían la economía nacional, los caficultores no pueden presumir una bonanza debido a el déficit existente de inventarios. Para enmendar la situación y optimizar la coyuntura el Comité Nacional de Cafeteros y el gobierno Nacional tomaron un conjunto de medidas.

En primer lugar, el Comité decidió acordar el precio base de $500.000 a $600.000 con el objetivo de proteger el ingreso de los caficultores a través del Contrato de Protección de Precio, CPP. Con éste ajuste, los caficultores nunca recibirán un precio inferior a $600.000 por carga de café de 125 kilos así cambie la cotización mundial.

“Este es sin duda un precio remunerativo y de sostenibilidad de largo plazo que le permite al caficultor tener la tranquilidad que estas situaciones coyunturales de meses no son la esencia de su sostenibilidad”, dijo Gabriel Silva, Gerente General de la Federación de Cafeteros.

Así mismo, se lograron consensos y se aclararon las razones por las cuales se esta viviendo la actual coyuntura de producción y el alto precio del grano colombiano.

Primero, el aumento del valor  se ve reflejado en la escasez relativa del café colombiano en el mercado internacional. Los compradores del mundo no han podido sustituir el millón de sacos faltante. “La competencia por el café de Colombia hace que esos tostadores busquen mantener y conseguir nuestro café”, agregó Silva.

Adicional a la problemática de producción, los inventario mundiales de café son bajos lo que afianza el precio. A pesar de la crisis intencional, en el mediano plazo, se ha incremento el consumo lo que agrava la situación.

Por las razones expuestas anteriormente, el gobierno Nacional y Comité de Cafeteros coincidieron en señalar que no se puede hablar de bonanza. “No hay una bonanza cafetera sino un buen momento de precios que trataremos de optimizar en beneficio de la caficultura. Somos conscientes que esa coyuntura no es sostenible en el tiempo”, afirmó el ministro de Agricultura, Andrés Fernández.

Sin embargo, el nivel actual de precios y la coyuntura cafetera genera riesgos como el de la sustitución por otros orígenes de café. Cuando hay un dólar de diferencia entre café arábico de Brasil y de Colombia las tentaciones para sustituir son muy grandes. Para evitar esta situación, el Comité Nacional de Cafeteros creó una estrategia de promoción de  café de origen colombiano  en el exterior. Cuenta con un presupesto de US$5 millones

“Tenemos que defender el origen. Hacer una campaña promocional y afianzar aún más la lealtad de los tostadores y consumidores”, puntualizó Silva.

El Comité también advirtió que es necesario mantener y fortalecer todas las estrategias para defender la competitividad y sostenibilidad de la caficultura colombiana a través de programas como la renovación que va a llevar al país a mantener la participación en un mercado en expansión.

Por su parte el ministro de Agricultura hizo un llamado a los caficultores para que garanticen la entrega del café vendido en los contratos a futuro. “Esa es la base de la credibilidad del café colombiano. Vamos a monitorear muy de cerca el cumplimiento de esos requisitos”, señaló el ministro.


Por último, se está haciendo una proyección técnica de la producción del café para este año va a fluctuar entre 10.5 y 11.5 millones de sacos de 60 kilogramos cantidad que se encuentra entre el rango de los últimos años.


El invierno, y la baja fertilización por causa del alto precio de los fertilizantes son los causantes de la disminución de la producción. Para el segundo semestre del año, se espera una mejor producción del grano por la mejoría de las condiciones ya mencionadas y la entrada de varias hectáreas que estaban en renovación.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?