| 6/27/2008 12:00:00 AM

Petróleo, se enciende de nuevo

El petróleo alcanzó nuevo máximo histórico US$142 por barril. Las expectativas de inflación mundial están presionando el alza. Terminaría en US$170 este año.

El precio del petróleo amenaza de nuevo la estabilidad de la economía mundial, cuando sobrepasó el récord histórico de US$142 por barril.

Una de las razones para que aumenten las cotizaciones del material básico está en que los inversionistas usan el petróleo y el oro como activos para cubrirse contra los riesgos de inflación.

Los anuncios de crecimientos en los precios alrededor del mundo aumentan el atractivo de este bien y por consecuencia, su demanda y su precio.

El sarampión inflacionario está en todas partes del planeta. Apenas hoy en España se anuncia que la inflación de junio marcó un máximo en una década. Las acciones chinas se derrumbaron en la madrugada colombiana del viernes, movidas por la expectativa de que el banco central de ese país aumente las tasas de interés este fin de semana para controlar las alzas de precios.

En este sentido, los aumentos de precios del crudo pueden mantenerse en los próximos meses. Por eso no es difícil comprender que en las circunstancias actuales el presidente de la OPEP, citado por la BBC, prevea que puede terminar el año con cotizaciones de US$170 por barril.

Naturalmente el alza del petróleo aumentaría más las presiones inflacionarias, en especial en las economías no productoras.

Para ponerle más presión al asunto, el gobierno de Libia amenazó con estudiar un recorte de su producción si el Senado de Estados Unidos pasa una ley que le permitiría a la Corte Suprema demandar a la OPEP por limitar la oferta y fijar precios. La ley pasó por la Cámara de Representantes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?