| 8/1/2008 12:00:00 AM

Pescadero Ituango en problemas

Desacuerdos entre accionistas y ahora una Acción Popular, entorpecen la marcha para el proyecto de construcción de la central hidroeléctrica más grande del país.

El negocio más importante del año en Antioquia, la adquisición del proyecto de la hidroeléctrica Pescadero Ituango, parece estar en problemas por desacuerdos entre socios y por una Acción Popular que podrá demorar su marcha.

Hace dos semanas, el Instituto para el Desarrollo de Antioquia, Idea, compró el control del proyecto Pescadero Ituango, la que será la central hidroeléctrica más grande del país con una capacidad de generación de 2.400 megavatios, dejando como único accionista minoritario a las Empresas Públicas de Medellín, EPM.

Antes de la operación de compra, en la que Idea recogió las acciones de otros socios minoritarios entre los que estaban la Empresa de Energía de Bogotá, la Cámara Colombiana de la Infraestructura y la constructora Integral, tanto Idea como EPM tenían 46% cada uno.

Con el negocio, en el que Idea compró a $36.850 cada acción, Idea se quedó con el 52% del proyecto, en lo que EPM consideró como una ación abiertamente hostil.

A instancias de la sugerencia del Presidente Álvaro Uribe de que las dos entidades llegaran a un acuerdo, el sábado 27 de julio hubo una reunión en la que se bosquejó un memorando de entendimiento, que si todo sale bien se convertiría luego en un acuerdo de accionistas.

Idea le envió a EPM sus comentarios al borrador y se espera que EPM haga una contrapropuesta en las próximas horas.

Con todo, ahora la operación de compra de Idea tiene un nuevo problema. El Concejal de Medellín por el Polo Democrático, Carlos Alberto Ballesteros, movió una Acción Popular para echar atrás la adquisición. Si las medidas cautelares de la Acción son aceptadas por un juez, se suspendería el negocio. Esta decisión podría salir en un mes.

Si además se aceptaran plenamente los argumentos de la Acción, se volvería la propiedad al estado anterior y se indemnizaría completamente a las partes. Esta decisión podría ocurrir dentro de un año y medio.

El concejal Ballesteros argumenta que Idea no respetó el derecho de preferencia que tenía EPM sobre una porción de las acciones adquiridas a los minoritarios y que incumplió un acuerdo de 2006 de la junta del proyecto, que señalaba que quedarían propietarios de la hidroeléctrica en partes iguales. Además señala que el precio que se pagó por las acciones fue extraordinariamente elevado.

Mientras las partes tratan de llegar a un acuerdo, la Acción Popular podría entorpecer el desarrollo del proyecto por lo menos unos meses.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?