| 6/17/2012 9:00:00 AM

A pesar de la crisis, Colombia sigue buscando inversión española

El ministro colombiano de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, animó a las empresas constructoras españolas a participar en su plan de infraestructuras, que tiene una inversión de más de 40.800 millones de euros hasta 2018, y a colaborar para resolver su "déficit de viviendas".

En una entrevista con Efe, Díaz-Granados valoró la experiencia de estas empresas en grandes infraestructuras y en redes ferroviarias, como las de Alta Velocidad, así como en carreteras.

El ministro -que participó esta semana en Madrid en el consejo ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo (OMT)- destacó que las empresas españolas pueden disfrutar de las facilidades de financiación preparadas para este tipo de grandes operaciones de infraestructuras.

Recordó que "Colombia tiene el tamaño de España y Francia juntas, pero sólo la población de España", lo que junto a su especial orografía, con una cordillera de Los Andes que se ramifica en tres subcordilleras, hace que sea necesarias "grandes obras" de infraestructuras y conexiones.

Las empresas españolas también pueden ejecutar en Colombia proyectos en los que utilizar sus grandes conocimientos en construcción de inmuebles y colaborar en solventar el "déficit" en casas, especialmente en el sector de la segunda vivienda en zonas turísticas, existente en el país sudamericano, recalcó.

Al ser preguntado por los temores que han surgido entre algunos inversores tras ver cómo algunos países latinoamericanos apuestan por las nacionalizaciones y las expropiaciones, Díaz-Granados hizo hincapié en el error de confundir la normativa y la solvencia de los países de la región.

Latinoamérica es homogénea y heterogénea al mismo tiempo -destacó-, tiene un lenguaje y unos lazos culturales comunes, si bien no se puede olvidar las diferencias entre naciones, agregó.

Colombia es el que tiene la mayor tradición democrática de Latinoamérica y "nunca" ha incumplido sus obligaciones de deuda soberana, ni las ha renegociado, "independientemente de que hubiese gobiernos de izquierdas o derechas", subrayó.

También resaltó la estabilidad jurídica existente en el país, que se hayan eliminado barreras administrativas para facilitar la inversión extranjera y que en cualquier sector una empresa foránea tenga las mismas oportunidades que una nacional al optar a un concurso de licitación de un proyecto.

Además, dentro de esta estrategia de apertura internacional subrayó que las empresas colombianas han invertido 6.800 millones de dólares en el extranjero, principalmente en Chile, Brasil y Perú.

Citó a españolas como BBVA o Mapfre, que han realizado fuertes inversiones en el país y han impulsado las microfinanzas en Colombia, potenciando los microahorros y los microcréditos, por lo que, además de sus beneficios empresariales, han tenido una importante labor social y han creado empleo.

El ministro resaltó lo que las relaciones España-Colombia pueden hacer en el desarrollo del país latinoamericano y las oportunidades de inversión que se pueden abrir para las empresas españolas en sectores como la energía, la construcción o el turismo.

En marzo, la Agencia Nacional de Infraestructuras de Colombia señaló que está previsto que se construyan en este país hasta 2018 más de 1.100 kilómetros de carreteras y otros 1.000 en vías férreas.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?