| 3/12/2008 12:00:00 AM

Pensar en euros

Mientras que el 26% de las reservas internacionales del mundo se mantienen en euros, solo el 12% de las colombianas se tienen en esta moneda. ¿Hora de cambiar de estrategia?

A medida que van apareciendo nuevos datos sobre la economía estadounidense, el euro se fortalece frente al dólar. Los anuncios de bajas en la calificación de entidades hipotecarias, las pérdidas de los bancos, el crecimiento del desempleo estadounidense, todo parece indicar que la devaluación de dólar contra el euro será la constante en el resto del año.

Si eso es tan claro, ¿por qué el Banco de la República tiene apenas el 11% de las reservas internacionales de Colombia en euros? ¿No sería mejor tener una exposición mayor a la moneda que gana en fortaleza para mejorar la seguridad y la rentabilidad de estos fondos, que anduvo por los lados del 7% en 2007?

En todo el mundo, el euro como reserva monetaria aumentó respecto del dólar. "El euro ha pasado de ser poco más del 18% de las reservas mundiales en 2000 a casi el 26% en 2007", le dijo el economista Felipe Larraín, de la Universidad Católica al diario El Mercurio de Chile.

En ese país, las tenencias de euros aumentaron 30% en el último año y ahora el euro compone casi el 37% de las reservas. El portafolio de inversiones de las reservas, que vale cerca del 70% del total, está diseñado para atender obligaciones de largo plazo. En 2005, el 40% de este portafolio estaba invertido en euros y con las decisiones recientes, la proporción aumentó un poco más.

El portafolio de liquidez, que vale cerca del 30% de las reservas, y se usa para cubrir obligaciones de corto plazo. Este portafolio copia la composición de monedas de las deudas del fisco y del sector financiero, que generalmente están denominados en dólares, pero también aumentó la participación del euro.

Mientras tanto en Colombia, que también maneja los dos tipos de portafolio - liquidez e inversiones -, la decisión de la junta directiva del Banco de la República es la de apartar el manejo de las reservas de consideraciones financieras.

La composición de las reservas copia la de los egresos de la balanza de pagos de colombiana. Esta es una práctica internacional bastante aceptada entre los bancos centrales, sobre todo para países que tienen volúmenes como el colombiano de $21.300 millones, que no son tan grandes.

El portafolio inversiones, que vale el 90% de las reservas, tiene un 12% de euros. El de liquidez, que vale menos de US$1.000 millones, está todo en dólares. Además de esos dos portafolios, las reservas internacionales colombianas se han invertido en participaciones en el Fondo Monetario Internacional y el Fondo Latinoamericano de Reservas, entre otras.

La mayor ventaja usar ese método, sostienen en el Banco de la República, es que los administradores de las reservas no necesitan hacer pronósticos sobre la tasa de cambio.


No obstante, esa estrategia le hace perder algo de retorno y seguridad a las reservas internacionales. El debate sin duda amerita una nueva mirada, para saber si es hora de pensar en Europa, como al parecer hacen muchos de los bancos centrales del mundo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?