| 4/24/2008 12:00:00 AM

Paulson discutiría TLC con Pelosi

El secretario del Tesoro de EE.UU., Henry Paulson, dijo que está dispuesto a conversar con la pta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sobre una nueva ley para estimular la economía.

 

Esto con el fin de allanar el camino para una votación al pacto comercial con Colombia.

"Estoy ansioso de (...) conversar con ella," dijo Henry Paulson a Reuters en una entrevista. "Creo que la última vez que conversé con ella fue el pasado martes. Dijo que me iba a llamar con algunas ideas. Siempre estoy dispuesto a escuchar y me gustaría muchísimo ver aprobado lo de Colombia," agregó.

El presidente George W. Bush ha acusado a Pelosi de matar el tratado de libre comercio con Colombia al presionar por un voto para aplazar por tiempo indefinido una decisión sobre el pacto comercial en la Cámara de Representantes.

Posteriormente, Pelosi dijo que está dispuesta a conversar con el Gobierno para programar una votación, pero sólo después de que se examine el tema de la economía nacional.

"Estoy ansiosa de trabajar con usted, con el Gobierno de Bush y nuestros colegas del Congreso sobre un paquete de recuperación económica que será promulgado rápidamente," dijo Pelosi en una carta el miércoles en respuesta al llamamiento de un legislador republicano que pidió que anunciara sus demanadas para avanzar en el pacto comercial con Colombia.

El Tesoro de Estados Unidos comenzará a enviar los cheques con un reembolso impositivo a los estadounidenses la próxima semana, como parte de un paquete de estímulo económico de 152.000 millones de dólares aprobado en febrero.

Paulson se abstuvo de comprometer al Gobierno a un segundo paquete de estímulo económico, pero dijo que estaba abierto a "conversar sobre todas las prioridades legislativas" con Pelosi.

"Con Colombia, siempre hemos dicho que reconocemos que la asistencia de ajuste comercial es importante. Necesitamos un programa de asistencia reformulado, y el Gobierno reconoce que ambos van juntos, y está dispuesto a retirar los obstáculos a eso," dijo Paulson.

El programa federal de asistencia otorga beneficios de desempleo y recapacitación a los trabajadores que perdieron sus empleos a causa de la competencia de las importaciones o debido a la externalización de las operaciones de las compañías hacia un socio comercial de Estados Unidos.

Los demócratas han propuesto una serie de reformas, entre ellas la apertura del programa a los trabajadores de la industria del servicio en lugar de que éste vaya sólo para los empleados del sector manufacturero.

Los comentarios de Paulson fueron menos confrontacionales que las declaraciones de Bush o las de muchos republicanos.

"Es tiempo para que la presidenta (de la Cámara baja) o dé una fecha de votación, o se calle al respecto," dijo el jueves Boenher a los periodistas.

El representante republicano describió la carta de Pelosi como "una lista de lavandería de soborno político que quiere que el presidente considere antes de que ella considere votar el pacto de libre comercio con Colombia, que ayudará a los trabajadores y a las empresas estadounidenses."

Paulson estuvo de acuerdo. "En esencia, el acuerdo con Colombia no es para pensarlo (...) pero políticamente es obviamente complejo," agregó.

Los sindicatos estadounidenses, una importante base de apoyo demócrata, se oponen fuertemente al pacto bajo el argumento de que Colombia sigue siendo un país demasiado violento para los líderes sindicalistas.

Sin embargo, Colombia ya cuenta con acceso libre de impuestos a Estados Unidos para casi todos sus bienes gracias a un programa de preferencia comercial de 17 años de antigüedad. El Gobierno de Bush sostiene que el pacto comercial nivelaría el campo de juego al eliminar los aranceles colombianos sobre las exportaciones estadounidenses.

"Tengo un optimismo cauteloso. Simplemente debo creer que el Congreso hará lo correcto y finalmente apoyará a los estadounidenses aprobando el acuerdo con colombia" y un segundo pacto, con Corea del Norte, dijo Paulson.

Además de un paquete de reformas al programa de asistencia, Pelosi busca otras iniciativas, como nuevos proyectos de infraestructura, un aumento en los cupones de alimento, y una expansión de los beneficios por desempleo, medidas que fueron dejadas de lado en el primer paquete de estímulo, dijo un asesor demócrata.

Paulson no se refirió directamente a esas ideas, pero señaló que la vivienda era otra área en la que el Congreso y la Casa Blanca podrían trabajar en conjunto para ayudar a la economía estadounidense.

Además, expresó su preocupación sobre lo difícil que ha sido lograr que el Congreso apruebe los acuerdos comerciales que la mayoría de los economistas consideran buenos para Estados Unidos.

"Creo que deben preguntarse por qué el público estadounidense está tan proteccionista. Por qué existe esta sensación de aislamiento, y tal vez todos debemos hacer un mejor trabajo al explicar los beneficios del comercio," indicó.

 

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?