| 11/6/2008 12:00:00 AM

Para dónde va Terpel

No comprará más empresas mientras haya dificultades en la obtención de crédito. Abrirá nuevas estaciones de servicio. La gasolina aumentará 9% el año entrante.

Siete compañías que se fusionaron para convertirse en la comercializadora de combustible más grande del país y que luego se conformaron en una de las mayores multinacionales colombianas

Por ahora no tienen la intención de hacer nuevas adquisiciones. Uno de los obstáculos para hacer nuevas incursiones en negocios internacionales está en la estrechez del mercado de crédito. “En algún momento se reabrirá, pero ahora no es el momento adecuado”, señala el presidente de la compañía, Amaury de la Espriella.

En lo que resta del año quieren consolidar las compras que hicieron en el último año y medio. En junio de 2006 adquirieron una operación de Ecuador, en febrero de 2007 en Panamá y a comienzos de este año en Chile.

La tarea no fue tan sencilla. “Todos venían de culturas muy diferentes”, dice el ejecutivo. En Chile la sociedad que adquirieron pertenecía a una multinacional española, en Ecuador en la multinacional estadounidense Texaco y en Panamá era una empresa familiar.

Lo que quieren transplantar ahora es una forma de hacer las cosas uniforme en todas partes. El presidente menciona algunos de los aspectos de la cultura, que van desde la ética en los negocios y la cercanía al cliente hasta la política de cartera.

Esperan que a finales de 2008 se haya podido transplantar la cultura de la empresa a Panamá. En enero deberían implantar SAP en esa compañía. “No un cambio de sistemas. Es una modificación en los procesos, en cómo hacer las cosas”, añade el ejecutivo.

En vez de crecer por compras, Terpel pretende expandir su red de estaciones de servicio, tanto propias como afiliadas. El presupuesto para 2009 muestra que tendrán 16 bombas de gasolina más en Colombia.

La velocidad de la operación depende de la disponibilidad de lotes adecuados y de la demanda de combustible en las regiones. En 2008 la demanda de combustibles líquidos (gasolina y diesel) decreció 2,5% en Colombia. Las ventas de Terpel no han caído pero se resintieron. Solamente aumentaron 0,2% en lo que va del año, dice Amaury de la Espriella.

Otra punta de la estrategia que parece interesante pero que no ha sido muy desarrollada es la de las tiendas de conveniencia que en esta compañía tienen el nombre de “Va y Ven”. En Chile tienen una red bien consolidada de 89 estaciones de servicio con las tiendas de conveniencia. En Colombia tienen una prueba para evaluar su desempeño antes de comenzarla con fuerza.

El entorno petrolero y la volatilidad cambiaria en los países de la región hacen que el presidente de la tercera compañía más grande del país titubee cuando se le pregunta sobre el precio del petróleo a final del año próximo.

La ecuación tiene muchas variables, pero Amaury de la Espriella, les pone algunos supuestos. Si el precio del barril de petróleo se mantiene por los lados de los US$80 y el gobierno mantiene su intención de desmontar el subsidio a la gasolina y lo reduce en 80% el año entrante y el tipo de cambio se mantiene cerca de los valores de hoy, el precio por galón en los surtidores de las bombas de gasolina aumentaría $600. Hoy está $6.500, lo que representaría un aumento de 9% frente al precio actual.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?