| 4/28/2006 12:00:00 AM

Palm: una parábola sobre la convergencia

Desde sus inicios Palm ha crecido de la mano de la convergencia. Luego de visitar su planta de manufactura en Brasil y recibir de forma oficial anuncios de alianzas que incluyen a Microsoft, queda claro que ese es su negocio.

Dinero.com estuvo con Palm en Brasil, exactamente en Campinas, un distrito del Estado de Sao Paulo, a dos horas por tierra desde la ciudad más populosa de Latinoamérica que lleva el mismo nombre. Y allí, en una hermosa hacienda cafetera convertida en hotel de lujo -prima de las fincas quindianas o caldenses rediseñadas para el mismo objeto-, además de conocer los nuevos juguetes que la marca lanzará al mercado de la región, pudimos dirigirnos a la planta donde se fabrican.

Celestica es la firma que se encarga en Brasil de la manufactura de los equipos de Palm que luego estarán en el mercado de América del Sur. La planta ubicada en Jaguariúna, distrito adjunto a Campinas, realiza el montaje de los componentes electrónicos, el emsamblaje, las pruebas de frecuencia, alcance y funcionalidad del dispositivo una vez armado y por último el embalaje; también es responsable del servicio de reparaciones, allí llegan órdenes de toda la región.

Además, Celestica hace el mismo trabajo para Nokia, Lucent y otras marcas propias del mercado brasilero, todo en esa planta. Monta desde celulares hasta estaciones para telefonía móvil. Tecnología de punta que es ensamblada a su vez por máquinas con tecnología de punta.



Aquí llegan los microcomponentes base de un celular o una PDA, que empiezan a parecerse cada vez más y por ende su montaje. Hace 6 o 7 años el proceso era bien diferente para cada uno.

Hoy los elementos vitales de cada aparato pueden estar en los mismos carretes que llevan cintas portadoras de chips milimétricos (imaginen una gran cinta de audio con pequeños cuadrados de oro incrustados), los cuales un robot toma velozmente y ubica en una plantilla verde cuya silueta ya dibuja el dispositivo que se obtendrá al final; luego los suelda a una altísima velocidad dentro de una especie de incubadora donde todo puede verse a través de una ventanilla. En una misma línea de producción los robots son programados para soldar una PDA, un celular o un Smartphone de Palm.

Palm ha logrado consolidar un dispositivo de telefonía móvil muy moderno con las cualidades mejores del PDA más completo en sus smartphones Treo. Sony ha trabajado también el concepto con anterioridad pero no tuvo mayor éxito en Colombia con sus P800 y P900 sobre sistema operativo de Symbian. Nokia es el otro gran jugador de este tipo de dispositivo convergente, aunque todavía está en fase de posicionamiento con sus smartphones.

Por su lado, Palm es vista en el mercado del país como el Harley Davidson de los PDA, y ha ganado así una ventaja que le da el aura de exclusividad y status que aman sus usuarios. Lo que resulta paradójico, es que haya logrado encumbrarse de tal forma ofreciendo sus servicios sobre un sistema operativo independiente: el PalmOS. Es decir, lo normal es que sus contenidos corrieran sobre Windows, pues es el sistema dominante de la tecnología básica que manejamos todos.

Al parecer, durante mucho tiempo está independencia precisamente fue el gancho de los PDA de Palm para atrapar a muchos amantes de la tecnología. Su lucha ha sido frente al dominio de Symbian cuyo sistema es el alma de Sony Ericsson, Motorola, Nokia y Siemens; y claro, venía luchando con Microsoft desde hace un año largo cuando llegó con su propio sistema operativo para teléfonos y un poco antes con el PocketPC para PDA. Sin embrago, era una lucha que iba ganando en términos de rentabilidad y posicionamiento al estilo de lo que ha conseguido en su estilo y segmento Apple: una Palm, un estilo de vida.

Por eso no es de extrañar que la oficialización de la alianza Palm-Microsoft a la salida de la planta de Celestica en Jaguariúna, cuyos rumores venían de semanas atrás, fuera el detonante de muchas suspicacias entre los periodistas presentes. ¿Será el fin del sistema PalmOS? ¿Qué pasó con los planes para hacerse discípulo Linux que Palm había divulgado unos meses atrás? ¿Terminaría siendo el suicidio de la marca?

Apuestas y repuestas fueron y vinieron. Lo cierto es que, para ardor de aquellos que se resisten a vivir bajo la fuerzas del mercado, Palm necesita blindarse con alternativas que le permitan captar más tipos de clientes. Y, recordando que Palm fabrica tan solo el hardware, operar también con un sistema basado en Windows puede darle la fuerza que necesitan sus finanzas para seguir sosteniéndose con buenos ascensos.

Es una buena jugada: la marca más famosa de PDA, une su mejor producto de convergencia, como es el Treo 700 (un smartphone) al sistema operativo más famoso, Windows. Convergen sus intereses y sus deseos para conquistar el mundo de la movilidad.

Este celular podrá sincronizarse con el programa de correo Microsoft Outlook y tiene funciones de computadora portátil. Por ahora solo estará a la venta en Estados Unidos desde principios de 2006.

Según Bill Gates, quien de la mano de Ed Coolligan, presidente mundial de Palm, presentó el nuevo juguete al mundo, la demanda para acceder a todo tipo de información en artículos móviles es cada vez mayor, y este nuevo celular "permitirá que los profesionales accedan a información decisiva en cualquier sitio".

El Treo 700 se apoyará en el sistema operativo Windows Mobile, el otro rival de PalmOS, y utilizará el servicio de telefonía de Verizon Wireless, que le dará acceso a Internet. De esta forma Palm pedalea con fuerza y se aleja del lote de Nokia, Blackberry y Sony.

De otro lado, Palm anunció la salida al mercado de una nueva PDA en la que convergen las bondades de un dispositivo básico con gran capacidad de almacenamiento y un precio muy atractivo para usuarios nuevos. Hablando informalmente con José Ignacio Gallego, Director General de Palm México, queda la sensación de que no debe descartarse la posibilidad de un celular Palm básico de bajo costo a un mediano plazo.

De esta forma, la firma ha dado pasos importantes para consolidar su mercado y ampliarlo apoyándose en las opciones que ahora ofrece entre PalmOS y Windows, que racionalmente podrían complementarse. Un convergencia de conocimiento que puede resultar beneficiosa para el usuario final. Ojalá así sea, porque por ahora el internet explorer para PDA deja mucho que desear.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?