| 8/9/2012 9:00:00 AM

Pacific producirá más petróleo en el Campo Rubiales

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales entregó la autorización requerida para incrementar la inyección de agua en 400.000 barriles diarios adicionales, lo que le permitirá aumentar la producción.

La petrolera canadiense Pacific Rubiales Energy Corp. obtuvo auorización para incrementar los niveles de inyección de agua en el Campo Rubiales, ubicado en el municipio de Puerto Gaitán Meta. Esto le permitirá aumentar su producción de crudo.

El campo de petróleo pesado Rubiales es el campo individual de mayor producción en Colombia en este momento, con una producción promedio total bruta de más de 165.000 barriles por día en el 2012.

Pacific Rubiales tiene una participación bruta aproximada de 41,8% y es el operador del campo, mientras que Ecopetrol posee el restante.

Ronald Pantin, Chief Executive Officer de la compañía, dijo que: “la obtención de esta licencia nos permitirá incrementar la producción total de petróleo en el Campo Rubiales hasta un nivel meta de 190.000 barriles diarios para finales del 2012”.

Durante el primer semestre del año, la empresa produjo 172.000 barriles por día en este yacimiento.

Pacific se declaró a la espera de conseguir, igualmente, las licencias adicionales
requeridas para la construcción de las instalaciones de producción en el campo petrolero Quifa Norte, así como para la inyección de agua adicional en los campos Rubiales y Quifa SO, y para la exploración en el nuevo prospecto denominado CPE-6”.

Además de la licencia de inyección de agua recién obtenida, Pacific espera obtener la aprobación de comercialidad para el desarrollo del campo petrolero Quifa Norte de su socio, Ecopetrol, y la licencia de exploración medioambiental del CPE-6 en el tercer trimestre de 2012.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?