| 5/28/2012 9:14:00 AM

Pacific aumenta más su presencia en Guyana

Mientras Canacol intenta deshacer sus inversiones en el país sudamericano, Pacific Rubiales termina de adquirir el 35% de las acciones de CGX Energy, cuya única actividad es explorar petróleo en esta región.

Pacific Rubiales Energy Corp. (TSX: PRE; BVC: PREC; BOVESPA: preB) anunció que adquirirá 85,714,285 unidades de CGX Energy Inc. (TSX-V: OYL), como parte de un acuerdo final para quedarse con el 35% de esta empresa.

El anuncio de inmediato disparó las acciones de CGX Energy en el mercado Venture de la Bolsa de Toronto, con un alza del 23,44% a 0,39 dólares canadienses, mientras que Pacific avanza 0,41% en la Toronto Stock Exchange.

El acuerdo involucra para Pacific la compra de 30 millones de dólares canadienses en unidades a 35 centavos de dólar canadiense, en una emisión de acciones que realizará CGX. Cada unidad comprende una acción y la mitad de una garantía de acción común.

Las dos empresas firmaron además un acuerdo de servicios técnicos, mediante el cual Pacific Rubiales proporcionará asistencia técnica a CGX en materia de operaciones petroleras para manejar sus activos en Guyana.

Ronald Pantin, CEO de Pacific Rubiales, dijo en un comunicado que "esta es una gran oportunidad para la empresa de ampliar su inversión en Guyana. Esta inversión es estratégica con el objetivo de ser el explorador líder independiente en América Latina".

Actualmente, Pacific Rubiales posee 58,7 millones de acciones de CGX, que fueron adquiridas a través de un acuerdo de financiamiento que se cerró en octubre de 2011.

Tras la emisión de las unidades, Pacific tiene capacidad para quedarse con aproximadamente el 35% de las acciones ordinarias emitidas y en circulación de CGX Energy.

La empresa también tendrá derecho a designar hasta tres consejeros para la Junta Directiva de CGX.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?