| 12/16/2005 12:00:00 AM

¿Otro buen año?

Ricardo Durán, analista de Corredores Asociados, dice que el IGBC subirá entre un 15% y un 20% el próximo año.

La anterior fue una semana muy positiva para el mercado colombiano, especialmente para la renta variable. Tras la realización de la OPA de Bavaria la SABMiller adquirió el 97% de las acciones de la cervecera en una operación que rompió todos los registros anteriores. En las ruedas subsiguientes los volúmenes transados continuaron su desenfrenado ascenso con una elevada volatilidad del IGBC producto del choque de grandes flujos de oferta y demanda dinamizados por el "efecto de caja" de la operación.

La tasa de cambio mantuvo su aburridora tónica de los últimos meses con una tímida tendencia al alza en el cierre de la semana como resultado de la puntual tendencia devaluacionista del real de Brasil. La deuda pública registró un comportamiento no tendencial muy correlacionado con la trayectoria de los treasuries de Estados Unidos.

La liquidez del mercado tuvo un ligero apretón probablemente asociado con la mayor demanda de efectivo en el cierre del año. La tasa de interés de los repos de expansión (préstamos de corto plazo otorgados por el Banco de la República al sistema financiero) subió del 6.0% a 6.3% el martes 6 de diciembre en la fecha de cierre de la bisemana de encaje.

Esta semana nos parece muy importante para nuestra deuda por dos razones: en primer lugar, se pronuncia el zar mundial de las finanzas ya que el martes 13 la Reserva Federal (banco central de Estados Unidos) va a subir las tasas de interés de los fondos federales del 4.00% al 4.25% con un discurso en el que es posible que Alan Greenspan cambie el lenguaje en el sentido de dar una pista sobre el agotamiento del ciclo alcista en el primer semestre del año.

En segundo lugar, el jueves se publica la inflación de Estados Unidos de noviembre con una caída fuerte en el costo de vida total, pero con una lectura plana en la inflación estructural (2.1%). Pensamos que el discurso de la FED y el costo de vida americano van a ser dos datos importantes para que el mercado construya sus expectativas, especialmente en estos momentos en que la curva de rendimientos de Estados Unidos está a punto de invertirse (mayor tasa de interés en el corto plazo que en el largo plazo).

Si la curva trata de invertirse, es posible que en los primeros días de la semana los TES colombianos construyan una curva más plana con reducciones en las tasas de interés de largo plazo sin que necesariamente tengan que subir las tasas de corto plazo.

Sin embargo, hacia el final de la semana, entre jueves y viernes se publican las entradas netas de capitales de Estados Unidos y el saldo de la balanza de pagos en cuenta corriente correspondiente al tercer trimestre. Aunque los dos datos serán importantes para medir las presiones en el financiamiento del desequilibrio comercial, nuestra intuición nos dice que el abultado déficit de la cuente corriente (US$204.000 millones) dará para que las tasas de interés de los treasuries reaccionen al alza y para que el dólar se debilite frente a las monedas duras independientemente del monto de las entradas netas de capitales.

En el mercado local el martes 13 se sentirá el impacto del pago efectivo de la OPA de Bavaria con un notorio aumento en la liquidez del mercado y con una repercusión favorable sobre el mercado de TES (reducción de las tasas de interés). No obstante, entre jueves y viernes las tasas de interés pueden corregir al comando de los datos norteamericanos.

La semana termina con la Junta Directiva del Banco de la República pero no esperamos que los codirectores tomen medidas monetarias o cambiarias. La inflación de noviembre desinfló el brote de septiembre y octubre con una buena posibilidad de que el guarismo termine en el centro del rango meta (5.0%). En materia cambiaria, seguramente el pronunciamiento reiterará que la liquidez de fin de año se suministrará en línea con las compras de dólares, al paso que el pago efectivo de la OPA de Bavaria solventará una parte de la demanda extra de dinero en Navidad.

Para las acciones esperamos una buena semana, quizás la última del año por la influencia del último segmento del "efecto de caja" de la OPA de Bavaria. En nuestra opinión el mercado debe tomar un descanso de unas cuantas semanas si se quiere que en 2006 vuelva a constituirse como la mejor opción del mercado colombiano ya que esperamos que el IGBC se valorice entre el 15% y el 20% en 2006.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?