| 2/16/2007 12:00:00 AM

Oscar Iván Zuluaga es el nuevo Ministro de Hacienda

El Gobierno designó a Oscar Iván Zuluaga como nuevo Ministro de Hacienda, en reemplazo de Alberto Carrasquilla quien se retiró de esta cartera.

Oscar Iván Zuluaga llega a la cartera de Hacienda en un buen momento económico, después de un Ministro como Alberto Carrasquilla quien pudo manejar por un lado, al Presidente de la República y por otro, a los miembros de la Junta del Banco de la República para lograr que la economía del país obtuviera buenos indicadores.
 
Llega a estar cartera además, con poca credibilidad entre los economistas más ortodoxos, pues consideran que Zuluaga es más un político que un técnico. Hasta hoy se desempeñaba como Ministro Consejero de la Presidencia de la República.
 
Oscar Iván Zuluaga es economista, graduado de la Pontificia Universidad Javeriana en Bogotá, con Master en economía de las finanzas, de la Universidad de Exeter, en Inglaterra.

Nació en Pensilvania, Caldas, se ha desempeñado como profesor universitario en áreas como matemáticas financieras y decisiones de inversión.

La mayor parte de su vida la ha dedicado a la empresa privada desde Subgerente Financiero hasta Presidente de Acerías de Colombia S. A.

Oscar Iván Zuluaga fue Ganador del Concurso Nacional de Tesis Universitaria de ANIF 1983 “Portafolio de Inversión de Acciones”. Distinción “10 Ejecutivos Jóvenes Sobresalientes de Colombia 1997”, Cámara Junior de Colombia Capítulo Bogotá.
Ha pertenecido a varias juntas directivas como Fenalco, Fedemetal, Cámara Colombo Venezolana. Representante de la Industria Siderúrgica Colombiana y Presidente Nacional de AIESEC COLOMBIA.

En el sector público se ha desempeñado como Concejal y Alcalde del municipio de Pensilvania (Caldas) hasta Senador de la República, cargo que ocupó desde el año 2002.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?