| 10/27/2010 6:55:00 PM

Ordenan suspender actividades en planta de Hyundai por contaminación

La razón, una medida preventiva que le prohíbe realizar todas las actividades generadoras de vertimientos, de almacenamiento y distribución de combustible y de lubricación y engrase, impuesta por la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA).

Según los estudios técnicos de la SDA, Hyundai presenta serios problemas de contaminación ambiental por vertimientos (descargas que van a parar al Canal de Torca), residuos peligrosos, mal manejo de aceites usados y consumo de aguas subterráneas superior a lo otorgado.

Además de la suspensión de actividades,  la SDA le formuló a la empresa cuatro cargos: generar vertimientos de sustancias de interés sanitario al canal Torca sin permiso; incurrir en el presunto incumplimiento de  las obligaciones como generador de residuos peligrosos; no contar con plan de contingencia, inscripción como acopiador primario y señalización en el manejo de aceites usados e incurrir en el presunto incumplimiento de las obligaciones en desarrollo de su actividad de almacenamiento y distribución de combustible en su estación de servicio y establecimientos afines.

Según la normatividad ambiental, por afectar los recursos naturales bogotanos Hyundai podría hacerse acreedor de sanciones de hasta $2.575 millones, es decir 5.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

“El desacato de esta medida preventiva y de las multas que se impongan darán lugar a más sanciones económicas o hasta el cierre definitivo, según la Ley 1333 de 2009”, advirtió Juan Antonio Nieto Escalante, Secretario Distrital de Ambiente.

En 2009, la Secretaría de Ambiente corroboró que en el predio de Hyundai se estaban realizando descargas directas al Canal Torca, procedentes del sistema de la planta de tratamiento. Además, la presencia de un vallado al interior del predio, que tenía como punto final el canal.

En mayo de 2010 se evidenciaron tres vertimientos al Torca, provenientes del tanque de almacenamiento de aguas subterráneas, de dos conexiones erradas y de aguas contaminadas con aceites usados.

“Hyundai no cuenta con una red que garantice la recolección de sus aguas residuales industriales, las cuales son vertidas al vallado y posteriormente al cuerpo de agua. Además, no tiene redes separadas de aguas residuales y lluvias, no cumple con las concentraciones máximas permisibles y vierte sustancias de interés sanitario”, informó Nieto Escalante.

Nieto Escalante informó que la suspensión de actividades se mantendrá hasta que la SDA verifique que el taller ya no presenta las problemáticas ambientales mencionadas.

Hyundai debe realizar obras que garanticen que las áreas superficiales de su estación de servicio sean impermeables y que impidan la infiltración de líquidos al subsuelo; recoger y tratar las aguas residuales, eliminando las descargas al Torca; separar las redes de aguas lluvias y residuales; y tramitar y obtener nuevamente el permiso de vertimientos.

La sociedad está obligada a garantizar que los derrames de aceite sean conducidos hacia sistemas de tratamiento y almacenamiento, y no a los cuerpos de agua, suelo o subsuelo. Además, debe contar con un plan de contingencia para estos combustibles, y un sistema interno y externo de señalización.

“Hyundai debe presentar la solicitud de autorización del Ministerio de Minas y Energía para el almacenamiento de combustible en la superficie, además de un estudio técnico. Si no cuenta con esta certificación deberá instalar un sistema de almacenamiento y distribución subterráneo”, manifestó Nieto Escalante.

La SDA verificará que el taller cuente con áreas de almacenamiento señalizadas para aceites usados, que los tambores donde se guarda el aceite estén rotulados y la existencia de un plan de contingencia.

Para el visto bueno en residuos peligrosos Hyundai debe contar con un plan de gestión integral, que incluya el origen, cantidad, características de peligrosidad y manejo.

También deben identificar la peligrosidad de cada uno de los desechos que generen, acondicionar un área exclusiva para su almacenamiento temporal y tratarlos con gestores autorizados para estos fines.

Finalmente, Hyundai debe presentar una caracterización fisicoquímica y bacteriológica del agua explotada del pozo, para que la SDA evalúe la calidad del agua y el impacto que está causando; el consumo concesionado por día de este recurso debe ser de 9,67 metros cúbicos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?