| 7/31/2006 12:00:00 AM

Ola sigue esperando

La decisión final sobre el nuevo socio de Colombia Móvil se esperaba para el jueves 3 de agosto, pero ETB y EPM aplazaron la negociación una semana.

 
Por: Juan Carlos Martínez A.

La Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, ETB y Empresas Públicas de Medellín, EPM, socios de la compañía Colombia Móvil, Ola, darán a conocer hasta finales de la próxima semana el nombre de quien entrará a formar parte de la compañía móvil.

Desde que se abrió la convocatoria en el mes de marzo pasado, varias multinacionales invitadas a participar en la negociación pasaron por las oficinas de la Colombia Móvil, que a junio alcanzó los 2,51 millones de abonados, con el fin de conocer la mayor cantidad de datos e información posible.

El mecanismo que establecieron las empresas dueñas de Ola para la vinculación de la nueva compañía, será el de ofrecer el 50% más una acción mediante una subasta donde participarían las organizaciones que han expresado su interés por la operación.

Esto quiere decir que Ola seguirá el mismo camino emprendido por el Gobierno Nacional cuando se vendió Colombia Telecomunicaciones (Telecom) al Grupo Telefónica de España.

Es de resaltar que la operación será una capitalización, aunque el nuevo socio estratégico tendrá el mando y la mayoría accionaria.

Al proceso, que busca un aliado estratégico para Ola, se presentaron Digicel Limited, de Irlanda, Entel PCS Telecomunicaciones de Chile y la estadounidense Millicom International Cellular. Sin embargo, la invitación había sido extendida a la mexicana América Móvil (Comcel), Cantv de Venezuela, Cable & Wireless de Reino Unido y Swedtel de Suecia, pero declinaron su participación.

Tampoco se manifestaron las bancas de inversión ABN Amro Bank de Holanda, BN Paribas de Francia, Colcorp de Colombia y Santander Investment de España, quienes también habían sido invitadas a participar en la negociación.

Pero ¿quiénes son realmente estas empresas?

Aunque tienen trayectoria y presencia en el mercado de las telecomunicaciones, no resultan ser los protagonistas más destacados en el sector, como seguramente lo esperaban tanto las directivas de Ola como sus socios.

Lo que sí ha quedado claro dentro de esta negociación es que la compañía móvil es estratégica para los planes tanto de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) como para Empresas Públicas de Medellín (EPM) y que pese a los resultados ejecutivos obtenidos en el pasado, la compañía hoy en día y por su nueva administración, ha logrado superar los inconvenientes.

Las compañías que mostraron interés en Ola presentaron un proyecto de asociación no vinculante a Ola, el cual fue objeto de estudio por parte de ETB y EPM, durante la primera fase de la operación.

Entre las empresas que están en la pelea se encuentran Entel PCS, una operadora chilena de telefonía celular, filial del Grupo Entel de Chile. A finales de 2005, Entel PCS contaba con 4,1 millones de clientes, lo que supone un incremento del 26 por ciento con respecto a 2004, y una cuota de mercado del 41 por ciento. Entel PCS es una empresa de telecomunicaciones que reportó una utilidad de US$44 millones entre enero y marzo de este año, 18% más que en igual período del año pasado, impulsado por su negocio de telefonía móvil.

Esta compañía, con casa matriz en Chile y unidades de operación en Perú, Venezuela y Centroamérica, registró ingresos por US$380 millones en el primer trimestre de este año, 6,5% más que en el primer trimestre de 2005. Entel anunció unas utilidades en 2005 de US$135 millones, un 45% por ciento superiores a las obtenidas en 2004 que representaron US$94 millones, esto debido al buen desempeño de sus filiales internacionales y de su filial chilena de telefonía móvil Entel PCS.

Por su parte, Millicom International Cellular tiene presencia en Asia, Latinoamérica, Europa y África (en total 21 países). Tiene licencias para la prestación de servicios de telefonía celular a más de 10,6 millones de personas. Como parte de su expansión, Millicom ofrece en también acceso a Internet, redes privadas virtuales y en algunos lugares telefonía básica, utilizando tecnología inalámbrica fija para hogares y empresas. Así mismo, su foco se centra en mercados emergentes, ofreciendo llamadas a bajo costo a clientes prepago. En 2005, obtuvo unos ingresos de 844 millones de euros.

Cabe recordar que esta compañía ya estuvo presente en Colombia, debido a que fue dueña de Celcaribe, operador de la Costa Atlántica, hasta cuando decidió vender a Comcel en 2002, sus operaciones. Centroamérica le aporta a Millicom el 46,1% de sus ingresos y el 56,4% de sus utilidades brutas, las cuáles se estiman en 53 millones de dólares anuales. Las operaciones de Millicom International Cellular (MIC) conectan aproximadamente a 387 millones de personas alrededor del mundo.

Precisamente Millicom rompió hace algunas semanas las negociaciones valoradas en más de 4.500 millones de euros, que venía adelantando para su venta con el gigante China Mobile, pues al parecer, no hubo un acuerdo en el precio de venta. Por ahora, los socios de Millicom, encabezados por la firma sueca Kinnevik (principal accionista de empresas como Tele2 o la editora de diarios gratuitos Metro), están buscando nuevas opciones.

Otra de las compañías que espera entrar en el negocio y que manifestó su beneplácito a la invitación hecha por ETB y EPM, es Digicel, quizás una de las sorpresas del proceso, pues no fue invitada desde un principio, pero hizo saber que estaba interesada en aportar dinero y tecnología para Ola. Esta compañía inició operaciones en el 2001 en Jamaica y luego de un agresivo plan de expansión se extendió por Aruba, Barbados, Islas Caimán y Trinidad y Tobago, entre otros.

Hasta el momento, esta empresa, que tiene aproximadamente 1 millón de abonados, tiene presencia en 16 países diferentes en la región del Caribe, para lo que invirtió un poco más de un billón de dólares.

Se espera que a más tardar a finales de agosto se de por culminado todo el proceso.





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?