| 3/1/2011 4:30:00 PM

Oferta de oficinas de primera clase aumentó 15% en Bogotá

A diferencia de las oficinas, tanto la disponibilidad como la demanda de bodegas en la ciudad cerraron a la baja frente al reporte de 2009. Se destaca la expansión de nuevas cadenas y centros comerciales. El sector de Ciudad Salitre se perfila como el nuevo corazón empresarial de la capital.

La capital colombiana continúa siendo un atractivo centro empresarial en la región, a juzgar por la creciente oferta y demanda de oficinas que registró durante el año anterior y las proyecciones para 2011. Así lo establece un estudio de Colliers International, según el cual, la disponibilidad de oficinas de las clases A, A+ y B, es decir las que ofrecen las mejores especificaciones, llegó a 122.170 metros cuadrados al final del año anterior, lo que significó un incremento de 15% frente al reporte de 2009.

De igual manera, la demanda por este tipo de inmuebles reportó un record durante 2010, ya que se presentó una absorción de 182.376 metros cuadrados, cifra 21% mayor a la del periodo anterior y la más alta en la historia de la ciudad. Y es que la actividad muestra tal dinamismo que solo en 2010 ingresaron al inventario de la ciudad 198.000 metros cuadrados distribuidos en 31 edificios, en tanto que existen aproximadamente 50 proyectos que suman cerca de 517.000 metros cuadrados, la mitad en construcción y los restantes en planos.

En medio de este panorama, Colliers estima que el corredor del Salitre podría convertirse en el nuevo corazón empresarial de la ciudad, ya que en este sector se levanta un megaproyecto de 18 torres clase A, aunque las zonas que concentran los mayores inventarios de oficinas de alto nivel en la actualidad son, en su orden, Calle 100, Santa Bárbara y Avenida Chile.

En conclusión, y de acuerdo con el “Research and Forecast Report” de Colliers International, Bogotá sigue siendo un actor importante en la región en lo que a actividad empresarial respecta, si se tiene en cuenta que es la quinta ciudad latinoamericana por concepto de inventario de oficinas Clase A y A+, después de México D.F., Buenos Aires, Santiago y Sao Paulo.

Comercio e industria
En materia de bodegas, se observa que la oferta decreció 25% al cierre del año anterior frente a 2009, al ubicarse en 574.775 metros cuadrados, mientras que la absorción bruta totalizó 557.000 metros cuadrados, es decir 3% menor en comparación con 2009.

“Para 2011 estimamos la finalización de 650.000 metros cuadrados dentro de los parques industriales y 1.400.000 más el próximo año, dentro de los cuales la mitad corresponde a zonas francas”, señaló al respecto la directora de Investigación de Mercados de la compañía, Aurora Turriago, al manifestar que se espera una demanda moderada, condicionada a factores como el comportamiento del comercio local y exterior, la confianza de los inversionistas y el dinamismo de la industria.

Cabe destacar que en 2010 se hizo más común la comercialización de lotes dentro de los parques industriales con la posibilidad de construir las bodegas a la medida, lo cual le permite al desarrollador disminuir el riesgo del proyecto, por lo que se hace más evidente la oferta de terrenos industriales y no la de espacios construidos. Así mismo, el año anterior se caracterizó por la construcción de bodegas flexibles y bodegas a la medida, tendencias que surgieron como estrategia de los constructores ante la incertidumbre económica y la amenaza de sobreoferta en la ciudad.

Adicionalmente, la totalidad de metros cuadrados proyectados se ubican en los corredores suburbanos, con lo cual se evidencia la nueva localización y desplazamiento de la industria a la periferia de la ciudad, y se espera que los espacios industriales dentro del perímetro urbano empiecen a cambiar las tendencias de ocupación de sus suelos, cambiando a usos comerciales o de vivienda.

Por último, el informe de Colliers destaca el dinamismo que mostró la operación comercial en el país durante 2010, gracias a que nuevos y fuertes jugadores locales y externos de diversos sectores han decidido entrar o fortalecerse en el mercado colombiano, lo cual hace vislumbrar un impacto favorable en la actividad inmobiliaria. Entre algunos de los más importantes se destacan la cadena de restaurantes Papa John´s, la tienda de cadenas La Polar, la chilena Casa & Ideas, la española Bimba & Lola, Juicy Couture, mientras que otras como The Taco Maker ya anunciaron su ingreso para los próximos meses.

A esto se suma la vigorosa incursión de desarrolladores de centros comerciales como el Grupo Roble, de El Salvador, y Parque Arauco y Mall Plaza, de Chile, que llegaron con toda para invertir en cerca de 14 nuevos centros comerciales donde se destaca el concepto de arrendamiento de locales, y no el de copropiedad, como ha funcionado generalmente en el país.

Al respecto, en 2010 abrió sus puertas en Bogotá el centro comercial Centro Mayor, el primero de carácter “súper regional” del país y que con 248.000 metros cuadrados construidos y una inversión de $300.000 millones se convierte en el más grande en Colombia y el tercero de Latinoamérica, en tanto que avanza la construcción del Calima, con cerca de 270.000 metros cuadrados, más de 400 locales y una torre de 14 pisos para oficinas y consultorios, entre otros detalles.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?